Ministro Pablo Badenier participa de avistamiento de avifauna en Santuario de la Naturaleza Reloca

El ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, junto a la seremi del Medio Ambiente de la Región del Maule, María Eliana Vega,  autoridades de gobierno y  organizaciones sociales presentes en el territorio de Chanco y Constitución, efectuaron un recorrido por el Santuario de la Naturaleza Reloca, ubicado en las cercanías de la localidad de Pahuil, en la provincia de Cauquenes, Región del Maule.

La actividad de observación  de avifauna en el humedal Río Reloca y  recorrido por sectores fue encabezado por el titular del Medio Ambiente y se enmarcó en la actividad de entrega del Fondo de Protección Ambiental (FPA) 2015 al Comité Nacional Pro Defensa de la Fauna y Flora (CODEFF) que se efectúo en la comuna de Chanco.

El objetivo de visitar el lugar fue para dar a conocer la zona donde se desarrollará el proyecto  FPA “Promoviendo la conservación de la biodiversidad del sitio de importancia nacional e internacional Humedal Río Reloca”, adjudicado por CODEFF.

En este sentido, el ministro Badenier entregó sus felicitaciones a CODEFF por “su preocupación por  la conservación del patrimonio medioambiental”. Además, agregó que “Chile puede dotarse de un Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas que haga una administración más integral de las áreas protegidas que tiene».

Agregó que «hoy día más del 20% del territorio nacional es área protegida. No obstante,  buena parte de esas categorías de  áreas protegidas como por ejemplo Santuario de la Naturaleza, Parques Marinos, Reservas Marinas, Sitios Ramsar  y otros, actualmente no administrado por CONAF, en la práctica tienen una protección formal pero no real por el Estado”.

Al mismo tiempo, enfatizó que “nosotros creemos como gobierno de la necesidad imperiosa de que Chile tenga un Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, que no sólo administre, sino que dicte políticas e instrumentos para conservar nuestra biodiversidad dentro y fuera de las áreas protegidas”, concluyó Badenier.

En tanto, la seremi del Medio Ambiente de la Región del Maule, recalcó que “el Santuario de la Naturaleza Reloca es una zona prohibida de caza y ocupa un área de 123 hectáreas. Corresponde a un humedal estuarino, de agua dulce, ribereño,  que posee un alto valor natural,  por ser refugio para la  flora y fauna; reguladores de temperatura; proveedores de fuentes de agua dulce; espacios de goce y de esparcimiento, por estas características queremos que esta zona sea conservada para las futuras generaciones.

La creación del Santuario de la Naturaleza Humedal de Reloca, fue el año 2005 según decreto exento del Consejo Nacional de Monumentos Nacionales. Este Santuario involucra parte del Estero Reloca y un área de amortiguación en torno al espejo de agua, que protege además sitios arqueológicos y la franja de playa ubicada al poniente del humedal.

Además presenta condiciones singulares para la presencia estival de diversas especies de aves migratorias, algunas cuyas poblaciones alcanzan miles de individuos, además de otras con problemas de conservación o con requerimientos de hábitat específicos como es el caso de los cisnes coscoroba y de cuello negro, cuervos de pantano y flamenco chileno.

Por ser un área de contacto entre el océano Pacífico, la planicie costera y la desembocadura de un pequeño río, confluyen aves marinas como es el caso de pelícanos, patos yeco y lile, gaviotas garuma, cáhuil y franklin, además de gaviotines; aves campestres como el zorzal, tordo, loica, tenca, chercán, diuca, jilgueros y chirihue; aves nocturnas como la lechuza y chuncho; aves rapaces  como el peuco, águila, cernícalo, tiuque, jote, entre otras. A ellas se agregan insectos, arácnidos, anfibios, reptiles y pequeños mamíferos, como el coipo, el zorro chilla y el gato guiña.

Publicado en Noticias, Región del Maule, Regiones.