Consejo de Ministros por la Sustentabilidad aprueba declarar Santuario de la Naturaleza el Humedal de Carrizal Bajo.

La decisión fue tomada por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad como parte del Programa para la Recuperación Ambiental y Social de Huasco (PRAS) y que permitirá proteger uno de los escasos humedales costeros del norte.

El Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, presidido por el Ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, aprobó hoy la creación del Santuario de la Naturaleza Humedal Carrizal Bajo, en la Región de Atacama, reconocido como un hotspot de importancia a nivel mundial por su biodiversidad. La medida es parte del Plan Regional de Atacama, el Programa para la Recuperación Ambiental y Social de Huasco (PRAS), y el Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022.

“Con la aprobación del Santuario de la Naturaleza de Carrizal Bajo,  daremos protección a uno de los escasos humedales costeros del norte de Chile, siendo uno de los más importantes y mejor conservados” afirmó la Ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

El área asociada al humedal y sus alrededores, alberga un importante número de especies de flora, además de proporcionar una gran diversidad de alimento, refugio y descanso para la fauna que habita el lugar. Incluso en los sectores de quebradas interiores, se han registrado zonas de transición para mamíferos, como el puma y el guanaco, y una avifauna particular en comparación a las otras unidades de paisaje.

Por su parte, el Seremi del Medio Ambiente, Guillermo Ready, destacó que “los humedales en la Región de Atacama están situados en el desierto más árido del mundo, constituyendo ecosistemas indispensables por los beneficios o ‘servicios ecosistémicos’ que brindan a la humanidad y a la comunidad de estos sectores, desde la provisión de agua dulce, alimentos, conservación de la biodiversidad, hasta el control de crecidas, recarga de aguas subterráneas y mitigación de los efectos del  cambio climático”.

Por otro lado, el humedal costero de Carrizal Bajo se ubica muy cercano al Parque Nacional Llanos de Challe, distante a 3,5 km, lo que se constituye en una posibilidad de potenciar ambos espacios naturales y complementar acciones de conservación, dado que presentan variadas especies de flora y fauna en común.

La medida ha sido priorizada por la comunidad de Huasco, por tratarse de un ecosistema altamente vulnerable, particularmente frente a factores de amenaza como las prácticas no sustentables y el cambio climático. Los humedales costeros, se encuentran en una condición crítica; hay una disminución del recurso hídrico, detectándose pérdida o disminución de la población de especies nativas y de anfibios, por lo que es imprescindible protegerlos.

Publicado en Región Atacama.