Seremi del Medio Ambiente impulsa nuevo esquema para el desarrollo del Comité Regional de Cambio Climático

Buscan que las tres áreas (Costa, Valle y Cordillera) puedan contribuir respecto a realidad y particularidad territorial en cuanto a acciones para enfrentar el cambio climático.

En diciembre del año pasado se presentó la propuesta al pleno del Comité Regional de Cambio Climático (CORECC) para conformar comisiones de trabajo locales. La semana pasada se realizaron las primeras reuniones por comisiones territoriales Costa, Valle y Cordillera. Estas comisiones tienen por objetivo apoyar la gestión del cambio climático a nivel regional, mediante la implementación de medidas territoriales, en concordancia con la Estrategia Climática de Largo Plazo y los planes sectoriales de mitigación y adaptación.

En cuanto a la sesión plena del comité, se discutieron temáticas como la Estrategia Regional de Cambio Climático, los NDC Chile 2020, el proceso participativo de la Estrategia Climática de Largo Plazo 2050 y sobre el Cambio climático y el presente de la gestión del riesgo sistémico.

Para el Seremi del Medio Ambiente, Mario Delannays, comentó que “nos interesa que la gente los conozca (división territorial), la academia, pero teníamos la necesidad de bajar estos temas a nivel regional y local. Ya estuvimos la semana pasada conversando sobre el enfoque que vamos a tener para trabajar en la comisión regional, y lo haremos a través de comisiones territoriales (Cordillera, Valle y Costa). Esta distribución tiene que ver porque en algunos puntos son distintos los intereses, distintos los temas, pero son comunes a la vez por configuración geográfica y sobre esto tenemos que definir una estrategia climática y también para el comité regional de cambio climático”.

Además, añadió que “la gracia de esto es que lo haremos a nivel regional, vamos a vincular el sistema de certificación ambiental municipal con alguna de las actividades que haremos en el CORECC. Dentro de los requisitos de esta certificación está la gestión de residuos, gestión hídrica, educación ambiental, capacitaciones, y la queremos ir vinculando a nivel regional a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”.

La Contribución Determinada a nivel Nacional (NDC, siglas en inglés) establece metas intermedias en el camino a la neutralidad, con contribuciones ambiciosas en materia de adaptación, océanos, turberas, bosques, economía circular y medios de implementación. El documento presentado ante la secretaría de la CMNUCC el pasado 09 de abril, establece por primera vez un pilar social que no sólo contempla un proceso transición justa para la descarbonización, sino que además el aporte de todos y cada uno de nuestros compromisos a los Objetivos de Desarrollo Sostenible para impulsar que estos se implementen, teniendo como centro a las personas en sus territorios.

“La incorporación inédita del pilar social de transición justa y objetivos de desarrollo sostenible, busca potenciar la sinergia entre los compromisos climáticos del país y la agenda nacional, evidenciando de forma clara el estrecho vínculo que existe entre las dimensiones climática y socio-ambiental. Esta visión integradora se basa en el aprendizaje adquirido respecto del rol central de las personas al momento de diseñar políticas en pro de un desarrollo sostenible, lo que se refleja en nuestra contribución como país. Es decir, sabemos que no es posible implementar políticas ambientales si no se hace de la mano con la comunidad, ya que el esfuerzo es conjunto a través de lo que denominamos como Gobernanza”, puntualizó Delannays.

Por otra parte, el Proyecto de Ley Marco de Cambio Climático contempla la posibilidad de que los Consejos Regionales para el Cambio Climático (“CORECC”) elaboren planes de acción regional de cambio climático, los que tienen por objeto apoyar la gestión del cambio climático a nivel regional, mediante la implementación de medidas territoriales, en concordancia con la Estrategia Climática de Largo Plazo y los planes sectoriales de mitigación y adaptación.

Dentro de las funciones del CORECC se encuentran definir lineamientos y acciones de adaptación y mitigación prioritarias para hacer frente al cambio climático en la región, basados en la política nacional de cambio climático, en los compromisos internacionales de Chile y en la realidad regional.

“Esta tarea debe realizarse en base a la mejor información disponible que exista al momento de la planificación, poniendo atención especial en los estudios científicos que proyectan el comportamiento del clima futuro. Es importante que el esfuerzo que se haga en la región y comunas se articule y potencie con las políticas de cambio climático que se desarrollan a nivel nacional y sectorial, que en el caso de Biobío son coordinadas por nosotros. De la misma manera, la planificación debe considerar los aspectos particulares de la región y sus potencialidades”, aseguró el Seremi del Medio Ambiente.

De acuerdo con el funcionamiento del CORECC la incorporación de los municipios a éste comité es una decisión importante y se tomó como criterio las condiciones territoriales, como costeras, valles centrales y montañas, para su participación en esta instancia, definiendo las condiciones prioritarias para la participación.

Así fue como finalmente se presentó la propuesta al pleno del comité para conformar comisiones de trabajo locales, la cual nace del levantamiento de información disponible acerca de los impactos del cambio climático en la región del Biobío, así los territorios compartirán problemáticas similares, lo que permitirá priorizar temáticas relevantes según la definición de cada comisión.

Publicado en Región del Biobio.