Ministro Badenier e HidroAysén: "Aquí hay una institucionalidad ambiental que funciona y que dará garantías a todos los reclamantes"

El titular del Ministerio del Medio Ambiente reiteró que el Comité de Ministros se pronunciará sobre la totalidad de los recursos de reclamación y sobre todas las materias reclamadas, y afirmó que esta decisión se dará a conocer antes del 15 de junio.

Tras una reunión con los senadores Guido Girardi y Alfonso de Urresti para tratar el próximo pronunciamiento del Comité de Ministros sobre las 35 reclamaciones presentadas al proyecto HidroAysén, en la que también participó el secretario ejecutivo del Consejo de Defensa de la Patagonia, Patricio Rodrigo, el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, afirmó que se cumplirán los plazos establecidos en la última reunión de este comité, realizada el pasado 19 de marzo.

En la reunión, afirmó el ministro, se le expuso a los asistentes que actualmente el proceso está en estudio de los recursos de reclamación, de los cuales uno fue presentado por el titular del proyecto y los 34 restantes por la comunidad.

«Nosotros vamos a cumplir con lo dicho el día 19 de marzo: después de 60 días hábiles nos vamos a pronunciar sobre la totalidad de los recursos de reclamación, y sobre todas las materias reclamadas (…) Esta decisión se va a dar a conocer antes del 15 de junio», aseguró.

Junto con ello, el ministro Pablo Badenier reiteró que «aquí hay una institucionalidad ambiental que funciona, que está operativa y que va a dar garantías a todos los reclamantes de abordar de manera íntegra la aprobación, o el rechazo, de determinados proyectos que están en etapa recursiva».

Por su parte, el senador de Urresti dijo que «el planteamiento que le hemos hecho al ministro Badenier es que el Comité de Ministros, que se va a reunir los primeros días de junio, pueda tomar una decisión trascendente para Chile».

El senador Girardi, en tanto, apuntó tanto a los cuestionamientos al proyecto de generación como a su impacto en el medio ambiente, afirmando que «Chile tiene ahí las mayores reservas de agua pura del planeta. Si se represa el Baker, van a aumentar las temperaturas locales y va a acelerarse el deshielo de los glaciares».

Para Patricio Rodrigo, el proyecto HidroAysén es «inviable desde el punto de vista técnico, pero además es inviable desde el punto de vista social, por el amplio rechazo ciudadano a nivel nacional, no sólo de la región de Aysén».

 

Publicado en Destacados, Noticias.