Ministra Schmidt expone los desafíos que tiene Chile en restauración para los próximos años

  • En este Día Mundial del Medio Ambiente donde el tema es la restauración de los ecosistemas, en el marco del lanzamiento de la década de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas, desde el Ministerio del Medio Ambiente se detallan los planes y acciones a realizar en esta temática

Con un llamado a restablecer la relación de la humanidad con la naturaleza se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente de este 2021, buscando dar un nuevo impulso a los próximos diez años para prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas. Es que hoy, el 75% de la superficie de la tierra ha sufrido alteraciones debido a la acción del hombre, el 85% de la superficie de los humedales del planeta se ha perdido, y el 66% de la superficie del océano está experimentando efectos acumulativos por influencia humana.

Por todo esto nuestro país ya comenzó a recorrer el camino de la recuperación de diversos ecosistemas que se presentan a lo largo del territorio nacional, con el Plan Nacional de Restauración de Paisajes, coordinado junto al Ministerio de Agricultura.

“Chile ha comprometido en su nueva NDC, que a través del Plan Nacional de Restauración a escala paisaje, incorporaremos 1 millón de hectáreas de paisajes vulnerables al 2030, para que recuperemos tanto los servicios ecosistémicos claves como la capacidad de los árboles para capturar carbono y limpiar el aire que respiramos, para transitar hacia un desarrollo sostenible” afirmó la Ministra de Medio ambiente Carolina Schmidt.

Además, ya fue aprobado el diseño del proyecto del Fondo para el Medio Ambiente Mundial llamado “Restauración de la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos a escala de paisaje en espacios silvoagropecuarios productivos y su entorno natural”.  Iniciativa que permitirá al Ministerio de Medio Ambiente junto a FAO, CONAF y otros colaboradores, focalizar esfuerzos en territorios sensibles desde el punto de vista socio-ecológico entre la Región de Coquimbo y el Biobío, una zona geográfica que se encuentra sometida a fuertes presiones tanto por influencia directa de la acción humana como por causas climáticas.

“La restauración es una de las formas más eficientes y efectivas de enfrentar la crisis climática, sanitaria y social y que nos afecta, además abre una serie de oportunidades para potenciar una recuperación verde, porque una economía de la restauración, es generadora de empleos y bienestar para la población, para ello hay que entender que restaurar paisajes no se reduce solo a plantar, sino que involucra una serie de actividades que generan empleos y mejoran el desarrollo de capacidades y la calidad de vida” afirmó la Ministra Schmidt.

Comparte:
Publicado en Destacados, Noticias.