Exploración Ruta Aysén-Magallanes logra importantes registros preliminares de biodiversidad

Los resultados obtenidos por la Sociedad Chilena de Exploración (Sochex) y la Universidad Mayor,  servirán para colaborar con la plataforma del Nodo Gbif Chile (Global Biodiversity Information Facility) que es representado por el Ministerio del Medio Ambiente.

Explorar el terreno, conocer más sobre la flora y fauna del sector y recorrer el camino del probable trazado que será la “Ruta 8” que conectaría la XI y la XII región, es parte de la iniciativa de la Universidad Mayor y la Sociedad Chilena de Exploración (Sochex), quienes de manera inédita han unido esfuerzos para rescatar evidencias tanto de las especies de la zona, así como la forma de vida de las personas que hasta hace poco habitaron el área.

En un encuentro se presentaron los resultados de la Expedición al valle Río Ventisquero, ubicado al sur-oeste del límite norte de Campo de Hielo, situado sobre el Parque Nacional Bernardo Ohiggins.

Juan José Donoso, jefe de la División de Recursos Naturales y Biodiversidad, quien oficializó el encuentro expresó que “el levantamiento de información sobre biodiversidad, el saber en terreno sobre el estado de los ecosistemas y la distribución de especies, ya que es fundamental al momento de tomar decisiones”. Además el jefe de la división destacó que “la experiencia entre una asociación dedicada a la exploración y la academia, da una mirada distinta, que contribuye a generar otro tipo de conocimientos”.

Los objetivos del proyecto, que se realizará en varias etapas, son explorar la ruta Terrestre-Marítima entre las Regiones de Aysén y Magallanes y  reconocer las posibles alternativas para lo que será el posible trazado de la Ruta-8. En primera etapa se  realizó reconocimiento del terreno, recolección de muestras de biodiversidad y  se obtuvo gran imágenes de animales e insectos nativos, junto con una radiografía preliminar de la flora del sector.

Los resultados obtenidos serán ingresados a la plataforma del Nodo GBIF Chile (Global Biodiversity Information Facility), representado en el país por el Ministerio del Medio Ambiente, que es una plataforma de acceso libre y gratuito a los datos de biodiversidad.

Otro de los objetivos del ámbito académico,  son la observación en terreno de los estados de intervención e influencia antrópica del lugar, presencia y estimación de cantidad de avifauna y de mamíferos  (a través de observación visual y cámaras trampa), identificación de lugares apropiados para la toma de muestras de bacterias extremófilas y musgos epífitos, la generación de herbarios sobre la flora y tomar registros de biodiversidad con el estándar apropiado a la plataforma GBIF.

Resultados preliminares

Durante los ocho días de exploración se pudo observar, de forma preliminar, una avifauna correspondiente a 42 aves de 17 especies, como  Cisnes de cuello negro (Cygnus melancoryphus), Cachañas (Enicognathus ferrugineus) , Cormorán Yeco (Phalacrocorax brasilianus) y Becacina Grande (Gallinago stricklandii), entre otros.

Por otra parte, no se encontraron árboles adultos de Ciprés de las Guaitecas y Mañío (comercializados por su madera, en un esquema de agricultura de subsistencia por parte de los colonos del lugar en los últimos 40 años), en el río no se encontró presencia de peces y algas, tampoco presencia de roedores exóticos en el sector y se conoció, por antiguos pobladores, que no hay pumas en el área. El uso de cámaras trampa se vio limitado debido a las condiciones climáticas imperantes, sin embargo está planificado su uso en la segunda expedición a la zona. También se encontraron rastros de depredadores y fecas de estos, posiblemente Guiña, Colo-Colo y Zorro Culpeo.

Andrés Gálmez, Director Docente de Agronomía de la Universidad Mayor, explicó que “de la zona que estamos recorriendo, no hay registros científicos de la biodiversidad. El hecho de que la Universidad se haya incorporado al proyecto ayuda que se levanten datos de flora, fauna e insectos”.

Por su parte, el coordinador y jefe de la expedición, miembro de la Sociedad Chilena de Exploración, Carlos Palacios, agregó que la conexión con el Ministerio del Medio Ambiente es una plataforma de difusión y una plataforma de apoyo para socializar y darle utilidad a la comunidad científica en los registros generados en biodiversidad. “Establecer esta relación con el MMA y que nos den la oportunidad de mostrar esta experiencia y la información reunida es algo muy valioso”

El Ministerio del Medio Ambiente es el representante a nivel nacional de GBIF – Chile. Si alguien quiere participar y  publicar sus datos de biodiversidad a través del nodo GBIF Chile, puede contactar a Leisy Amaya Montano, Administradora Nodo GBIF Chile,  al (562) 25735894, o directamente en  la página de GBIF https://www.gbif.org/country/CL/summary

Imágenes de huemules gentileza de  la Sociedad Chilena de Exploración ( Sochex)

Publicado en Noticias.