Escuela de Combarbalá desarrolla conciencia ambiental en proyecto FPA de Escuela Sustentable

Se trata de los alumnos de la Escuela América, quienes participaron entusiastamente de la iniciativa, donde aprendieron sobre plantación de especies nativas, reutilización de residuos, cambio climático, eficiencia energética, cuidado del agua, además de visitar el Humedal Las Salinas de Huentelauquén.

Una enriquecedora experiencia tuvieron 200 alumnos del segundo ciclo básico y 4 docentes del colegio América de Combarbalá, tras participar activamente en el proyecto “Educación Ambiental para Desarrollar Conciencia y Liderazgo Ambiental de Combarbalá”, a través del Fondo de Protección Ambiental (FPA) del Ministerio de Medio Ambiente. Durante la jornada de cierre, los niños y niñas aprendieron sobre qué tipos de residuos se pueden reciclar y cómo hacerlo de la manera adecuada.

Bastian Castillo tiene 12 años, cursa en el 6°Básico B de la Escuela América y fue uno de los participantes en la actividad y señaló que quedó muy feliz de haber sido parte de este proyecto. “Vivo en el campo. Me encanta el campo y tengo semillas plantadas en mi casa, semillas de porotos negros, porotos tigra y melón. Ya tengo unos brotes y eso me tiene muy entusiasmado, tanto que quisiera que esto también se implementara en otros colegios”.

Posteriormente, Héctor Muñoz, director del establecimiento, enfatizó el impacto positivo que tuvo este programa, tanto sobre la Escuela como la comunidad de Combarbalá. “Hay que destacar el trabajo que hicieron los niños con el proyecto, ya que ellos se involucraron fuertemente, con su tiempo, sus sensaciones y emociones. Queríamos entregarles un mensaje y eso nos hace sentirnos bien como institución, de que vamos por “buena línea”. Esperamos generar un cambio en ellos, crear consciencia, liderazgos, que faltan mucho en nuestra comuna. Por esto, esperamos seguir contando con el apoyo de la SEREMI de Medio Ambiente, para así levantar Combarbalá y a la Región también”.

Educación Ambiental Local

El objetivo de esta iniciativa fue entregar herramientas a estudiantes y profesores del establecimiento, que les permitan reforzar conocimientos relacionados al ambiente, especialmente, sobre la degradación actual de su comuna, incluyendo también problemáticas mundiales desde el calentamiento global hasta la sobreproducción de basuras.

La Seremi del Medio Ambiente, Claudia Rivera Rojas, destacó los objetivos alcanzados del FPA para formar y generar conciencia sobre el cuidado de la naturaleza. “Como ministerio, nos preocupa este tema, ya que entrega valores para que la sociedad sea más responsable con el planeta. Por la misma razón, el Fondo de Protección Ambiental contempla en cada uno de los proyectos o iniciativas que desarrollan las comunidades, líneas de trabajo tendientes a educar y sensibilizar a la ciudadanía. La educación ambiental es un elemento fundamental para lograr el desarrollo sustentable al que aspiramos todos, porque busca transformar hábitos poco amigables con el ambiente, en conductas responsables con el planeta”.

Experiencia Significativa

Para este efecto, el proyecto se desarrolló en dos fases: conceptualización y formación teórica de las experiencias y la explotación práctica del medio como recurso educativo, todo esto por medio de siete talleres, que mezclaron actividades teóricas y prácticas.

Sobre esta hoja de ruta, Danitza Bugueño, coordinadora del proyecto, explicó la importancia de acercar los niños y niñas a este tipo de iniciativas. “En estos meses de trabajo hicimos trabajos fuera del aula, como salidas a terreno, las cuales fueron muy apreciadas por los estudiantes, tales como cocinar con el sol y hacer huertas verticales, ya que así aprendieron en la práctica, cómo podían hacerse cargo de su huella de carbono, sembrando con su familia los alimentos que van a consumir, alimentos muy ligados a las tradiciones locales. Este tipo de experiencias significativas los ayudan a comprometerse con su aprendizaje, como pudimos verlo con este proyecto”.

Publicado en Región de Coquimbo.