Elige Vidrio: el cristal que refleja nuestro compromiso

Por Mónica Saldías Seremi del Medio Ambiente.

Fue hace más o menos un año y medio en  que se nos encomendó la tarea de liderar en la región un nuevo proceso de reciclaje, uno que diera cuenta de misión que asumimos como Gobierno para avanzar hacia una economía circular;  la voluntad emanó desde la Primera Autoridad Regional, fue la Intendente quien asumió este compromiso  y  nuestra Seremía del Medio Ambiente quien debía liderar el proceso hacia la concreción de esta meta en la región de Aysén, así comenzó nuestra ruta en la campaña elige vidrio.

“Elige vidrio” es una causa ciudadana, que si bien se  origina en Cristalería Chile, reúne a distintas organizaciones, empresas y personas que han apostado a nivel nacional con distintas iniciativas que buscan hacerse cargo de las casi 750 mil toneladas de vidrio que nuestro país genera al año. Son aproximadamente 500 millones de envases de vidrio los que llegan cada año a los vertederos, cifra que va en aumento y que este 2020 podría sobrepasar el millón de toneladas.

Nuestra región, como ocurre con varios residuos, no cuenta con plantas de reciclaje para ciertos materiales que forman parte de nuestro diario vivir y que hoy son resueltas a través de la voluntad de nuestros vecinos, municipios y empresarios para dar una buena disposición final. Es lo que ocurre con las campañas de recolección de baterías de automóviles,  pilas y neumáticos…que logran movilizar a la ciudadanía, dos o tres veces al año, para trasladar estos residuos a los puntos de reciclaje especializado en otras zonas del país y donde se recuperan los materiales que pueden reinsertarse a la cadena productiva.

La economía circular nos  permite avanzar hacia un verdadero desarrollo sustentable, ya que este concepto está basado en la eliminación de residuos, reduciendo sistemáticamente los mismos durante todo el ciclo de vida de un producto, desde su abastecimiento, pasando por su fabricación y finalmente su consumo. Una de las formas para alcanzarla es la correcta implementación de la Ley REP. Esta ley hace responsable a los productores de organizar y financiar la gestión de los residuos que generan sus productos, con el foco puesto en darles valor a través del reuso, del reciclaje o la extracción de la energía contenida en ellos. A través de este instrumento se podrá ir generando incentivos directos para el crecimiento de la industria del reciclaje y para la mejora de los diseños de los productos que consumimos diariamente.

Hoy comienza a tejerse una nueva historia para el vidrio en Aysén, gracias a la articulación que hemos logrado con Fecunda Patagonia, la empresa Ultramar y una serie de municipios (que cada día suman más adherentes), este 2020 comenzamos el año con la marcha blanca de la operación de reciclaje de vidrio en la Municipalidad de Puerto Aysén.

Luego de un arduo trabajo de coordinación, voluntad y compromiso hemos conseguido un centro de acopio en la Municipalidad de Aysén, espacio que no solo recibe el vidrio de dicha comuna, sino que gracias a la empresa de reciclaje local, podrá acopiar los frascos y botellas de municipios como Cochrane y Puerto Ibáñez, entre otros.

Este mes se inicia la marcha blanca que nos permitirá ver el desarrollo de la logística de esta nueva operación que ya cuenta con los primeros 14.000kg  que la empresa Ultramar trasladará hasta Santiago.

Esta reunión de voluntades nos entrega una oportunidad a todos y cada uno de nosotros de revertir la generación de residuos con un pequeño gesto; el vidrio es amigable con el medioambiente, es 100% reciclable, reutilizable y nunca pierde sus propiedades, podemos darle un nuevo uso en casa, sumarlo a nuestras compras a granel, congelar y conservar nuestros alimentos, incluso dar vida a proyectos artísticos! entonces ¿Por qué no elegir vidrio?

Según la última encuesta realizada por GFK Adimark, el 93% de los chilenos declara que reciclando se siente más responsable con el medio ambiente, pero hoy, solo el 22% de los chilenos recicla ¿Por qué ocurre esto? Las encuestas indican 2 grandes razones: “No hay dónde” y “No tengo tiempo-No tengo el hábito- no sabe reciclar”

Pues bien, esta nueva oportunidad nos entrega un nuevo “dónde” y será nuestro trabajo y compromiso como Seremía conectar a nuestros vecinos con el “cuándo” y el “cómo”. Hoy felicitamos a todos los que ya se han sumado a esta campaña y hacen posible este nuevo paso hacia la economía circular de la Patagonia, pero además queremos invitar y motivar a más municipios a participar y sumar a más familias en esta causa que no es solo una oportunidad, es parte de nuestra co- responsabilidad con las futuras generaciones ¡a elegir vidrio!

 

Publicado en Región de Aysén del General Carlos Ibañez del Campo.