COVID 19 y calidad del aire, un llamado a la urgencia

Por Mónica Saldías, Seremi del Medio Ambiente, Región de Aysén.

Ayer comenzamos un nuevo periodo de Gestión de Episodios Críticos GEC y como cada año hacemos el llamado a la ciudadanía a respetar las medidas, y a hacerse cargo de la co-responsabilidad en la solución de nuestro problema de contaminación, pero sobre todo, hacemos un llamado a la urgencia.

Esta GEC comienza en un momento especial, donde todos los esfuerzos de nuestro Gobierno se encuentran enfocados en la contención de la pandemia del coronavirus, y desde ahí, queremos decir que las medidas que hoy levantamos tienen aún más sentido, importancia y urgencia. La contaminación atmosférica es un problema de salud, y en esta región, la solución a ese problema está en las manos de todos.

Esta GEC se inicia desde un nuevo Plan de Descontaminación Atmosférica PDA, uno que en Coyhaique anhelamos mucho y que este año se encuentra en completa vigencia. Este PDA, junto con establecer medidas a largo plazo, también faculta a los distintos sectores para fiscalizar y aplicar restricciones en estos 6 meses, donde contamos con temperaturas más bajas y menor ventilación; porque sí, nuestro problema de contaminación tiene su principal fuente en el mal uso de la calefacción domiciliaria, la mala mantención de las estufas y la utilización de leña húmeda. Estos factores nos llevan año a año a experimentar episodios de pre emergencia y emergencia. Pues bien, este nuevo PDA nos entrega más herramientas para poder accionar de forma inmediata ante estos episodios.

Esta semana nos reunimos con la Ministra del Medio Ambiente, SEREMIs de todas las regiones e Intendentes, en un esfuerzo por coordinar medidas, acciones y enfoques para este nuevo escenario y, sin duda, el mensaje que salió de todos nosotros fue urgencia, el llamado es a la urgencia, porque la salud de todos los chilenos y nuestros vecinos requiere de medidas inmediatas.

Este año el PDA nos faculta para restringir el uso de calefacción a leña en locales comerciales y oficinas públicas, impedir la quema de rastrojos y basuras, pero además impedir el funcionamiento de más de un artefacto a leña por vivienda en episodios de Alerta. La medida más restrictiva es aquella que en episodios de Pre Emergencia y Emergencia prohíbe los humos visibles, indicador de una mala combustión o uso de leña húmeda, medida que aplicaremos desde un enfoque educativo para así, gradualmente, implementarla en nuestra zona saturada.

Todas estas medidas tienen su raíz y objetivo en el cuidado de nuestra población, bien sabemos que el material particulado fino es causa de enfermedades respiratorias y cardiovasculares, desde ese prisma, mejorar nuestra calidad del aire se hace esencial frente esta pandemia que afecta directamente a nuestro sistema respiratorio. Así como la comunidad hoy pide cuarentena y hace un llamado honesto a quedarse en casa, también queremos que ese sentido de responsabilidad de sume a esta GEC, que junto con quedarnos en casa hagamos un buen uso de nuestra calefacción; que aprovechemos el medio día para realizar ciclos de ventilación; que apostemos por energías más limpias y que aquellos que

aún no se recambian, utilicen solo leña seca. Este es fuerzo es de todos y lo hacemos por todos.

Desde nuestra Seremía seguiremos coordinando los esfuerzos para hacer de estas medidas lo más efectivas posibles; en julio de este año la Superintendencia de Medio Ambiente comenzará a fiscalizar la humedad de la leña en el comercio establecido; SERVIU ya suma más de 2000 beneficiarios de subsidios térmicos y tiene una meta de 7000; La Seremi de Energía ya se encuentra coordinando su meta de 100.000 m3 de leña seca y nosotros ya hemos desarrollado los protocolos sanitarios necesarios para continuar los procesos de nuestro programa de recambio de calefactores; todos estamos avanzando para descontaminar nuestra ciudad, solo faltas tú.

Publicado en Región de Aysén del General Carlos Ibañez del Campo.