Consulta Indígena por la Norma de Calidad de las Aguas del Río Valdivia entra en su fase final.

A la fecha, más de 800 representantes y dirigentes de comunidades y asociaciones mapuches, y autoridades ancestrales han participado del proceso. 

En la fase final de la etapa de diálogo se encuentra la Consulta Indígena, desarrollada por el Ministerio del Medio Ambiente, para elaborar la norma secundaria que regirá la calidad de las aguas del río Valdivia cuyo objetivo, finalmente, es mantener o mejorar la calidad de las aguas de esta cuenca, para conservar o preservar los ecosistemas hídricos asociados a este territorio. Es decir, por donde pasan los ríos Cruces, San Pedro, Calle Calle y Valdivia.

A la fecha, el proceso de consulta ha permitido la participación de, aproximadamente, 840 personas, de las comunas de Los Lagos, Valdivia, Lanco, San José de la Mariquina, Villarrica y Loncoche, correspondientes a las regiones de Los Ríos y La Araucanía, respectivamente. En su mayoría, dirigentes y representantes de comunidades y asociaciones indígenas, como también autoridades tradicionales indígenas que habitan el ámbito de aplicación territorial, como Longko (jefe o cabeza de una comunidad), Gnepin (orador, poseedor del don de la palabra), Werkén (emisario, encargado de llevar mensajes) y Lawentuchefe (poseedor del conocimiento de plantas medicinales).

La norma busca la protección de los ecosistemas acuáticos de la cuenca, y establecer valores máximos o mínimos de concentración para los elementos o sustancias presentes en las aguas. La presencia o ausencia de estos elementos, puede determinar el estado de salud que tenga el ecosistema, y por supuesto, la preservación del mismo. Una vez aprobada esta norma, el Estado puede monitorear el cumplimiento de los parámetros definidos, y determinar si un río está contaminado y cuál es la causa.

En agosto de 2018 el Ministerio del Medio Ambiente definió la realización de un proceso de consulta a los Pueblos Indígenas que viven en la cuenca del Río Valdivia, para conocer sus opiniones, observaciones o aportes, todo ello en el marco del cumplimiento del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). A la fecha han trascurrido cerca de 200 días hábiles del proceso.

El Convenio 169 es el principal instrumento de carácter internacional que reconoce y propicia la participación de los Pueblos Indígenas en los distintos niveles de decisión de los Estados.

Esta Consulta Indígena coincide con los 10 años en que entró en vigencia este Convenio en nuestro país, el que fue ratificado en septiembre del año 2008, y empezó a operar  el 15 de septiembre del año 2009. El Convenio exige que los pueblos indígenas sean consultados en relación con los temas que los afectan. También exige que puedan participar de manera informada, previa y libre en los procesos de desarrollo y formulación de políticas que los afectan.

La consulta, que se ha llevado con gran éxito y normalidad, tiene una próxima sesión este 27 de septiembre, en San José de la Mariquina, instancia donde se reunirán dirigentes, representantes y autoridades tradicionales del pueblo mapuche de este territorio, para debatir y deliberar sobre los alcances del anteproyecto que regirá la calidad de las aguas de la cuenca del río Valdivia.

Recordemos finalmente que el agua de los ríos, vertientes, manantiales, ojos de agua, pozos, arroyos, canales, lagunas y lagos son sagradas en la cosmovisión mapuche.  Las aguas tienen Ngen o Ngenko, es decir, “dueños”, seres espirituales que “cuidan” ciertos espacios, de ahí el alto interés que ha provocado esta consulta entre las comunidades y asociaciones de este territorio.

Publicado en Noticias, Región de La Araucanía, Región de Los Ríos.