Consejo de Ministros aprueba protección para humedales en Valparaíso y Los Lagos

Luego de lo acordado por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad se podrá dar la categoría de Santuario de la Naturaleza a los humedales Salinas de Pullally y Dunas de Longotoma, y a los humedales de la cuenca de Chepu en Chiloé. 

El Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, presidido por la Ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, aprobó hoy la creación de Santuarios de la Naturaleza en dos sectores de humedales que forman  parte del Plan Nacional de Protección de Humedales 2018 -2022, cuyo objetivo central es proteger la biodiversidad y los servicios ecosistémicos en áreas prioritarias de humedales, a través de la declaración de una categoría de área protegida que garantice su conservación y gestión a largo plazo.

“La protección de nuestros humedales es clave para el cuidado del patrimonio natural del país. El pronunciamiento favorable del Consejo de Ministros de hoy, es un paso vital para proteger estas dos áreas caracterizadas por su rica biodiversidad, y por el rol social que cumplen, al ser reservorios de agua dulce, actuar como barreras de protección contra inundaciones o tsunamis, y prestar innumerables beneficios a las comunidades locales” afirmó la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Los sectores humedal Salinas de Pullally y Dunas de Longotoma se encuentran ubicados en la provincia de Petorca, en la región de Valparaíso. El sector contempla una superficie de 653 hectáreas de gran valor natural y mínima intervención antrópica a la fecha, y alberga una rica biodiversidad, con alto grado de endemismo. Por esta razón, esta área es parte de la zona denominada “Bosques chilenos de invierno y lluvia valdiviana” como uno de los 34 “hotspots” mundiales de biodiversidad.

En tanto el otro sector al que se le dará categoría de protección de los  humedales es la cuenca de Chepu, la más grande y prístina de todo el archipiélago, con una superficie aproximada de 3.000 hectáreas, ubicada en las comunas de Ancud y Dalcahue, en la Isla de Chiloé. Este ecosistema es de gran importancia para la biodiversidad de la zona ya que cuenta con más de 12 tipos de humedales y otorga hábitat a diferentes especies de mamíferos, aves, y anfibios nativos de la zona.

Mónica Zalaquett, subsecretaria de Turismo, apoyó y valoró la declaración Santuarios de la Naturaleza de ambos ecosistemas, destacando que “la protección de nuestro patrimonio natural es vital para el desarrollo sustentable del país. Chile acaba de ser galardonado como el Mejor Destino Verde del Mundo por los World Travel Awards, y esa nominación es un reconocimiento al trabajo y compromiso de Chile por el desarrollo de un turismo respetuoso con el medio ambiente”.

Imagen portada: Garza chica ( Egretta thula)
Publicado en Destacados, Noticias.