Comunidad estudiantil de Los Ríos evitó que un millón de bolsas plásticas contaminaran el ambiente

Una verdadera hazaña se desarrolló en el Liceo San Conrado de la comuna de Futrono, la iniciativa se le ocurrió a un profesor y el centro de padres del establecimiento apoyó con fuerza, la idea que en un principio generó dudas, hoy entusiasma a mucho en la Región de Los Ríos. Puesto que decidieron construir 60 metros de cierre perimetral, con panderetas hechas de ecoladrillos.

El proyecto financiado por el Fondo de Protección Ambiental (FPA), del Ministerio del Medio Ambiente (MMA), les dio tarea para la casa a los estudiantes y apoderados, quienes en conjunto reunieron 3000 ecoladrillos, compuestos por botellas, que contienen un millón de bolsas plásticas que no terminaron en calles o playas, más bien fueron la base de un nuevo tipo de pandereta, de cemento cuyo interior es de plástico.

En la ceremonia de cierre del proyecto, el Presidente del Centro General de Padres, Carlos Neguiman, no ocultó su satisfacción: “Yo creo que es un novedoso proyecto, nosotros hemos trabajo en otras iniciativas, pero este en particular nos ha quitado el sueño,  por el hecho de que nos hemos preocupado en  experimentar bastante, nos ha costado, pero lo hemos logrando de a poco. Nos hemos ido complementado como personas y aprendiendo que hay que cuidar el medio ambiente, que bastante dañado está”.

Agregó además: “Ya estamos pensando en como lo hacemos para poder hacer una segunda etapa, puesto que nuestro sueño es ver cerrado totalmente nuestro colegio con materiales reciclados, para poder darle un alivio a la naturaleza y una enseñanza a nuestros hijos”, afirmó.

Por su parte la seremi del Medio Ambiente, Carla Peña, quien felicitó la inteligente ejecución del proyecto, manifestó estar asombrada de lo logrado: “Este es un proyecto de particular ingenio que merece ser reconocido, esto es el resultado del asombroso el nivel de organización que posee toda la comunidad educativa del Liceo San Conrado. Me gustaría  invitarlos a no bajar los brazos y seguir trabajando para dar el ejemplo”.

La autoridad también indicó que se aproximan las postulaciones a los FPA para el 2017. “Esta es una gran oportunidad para que otros establecimientos educacionales, puedan desarrollar sus ideas, que están esperando el apoyo para sacarlas a flote. Si cumplen con los requisitos, el Ministerio del Medio Ambiente, está dispuesto a apoyar las iniciativas ciudadanas”, finalizó.

Este proyecto, fue financiado con 5 millones de pesos por parte del MMA y contó con premios e incentivos a los cursos que aportaron la mayor cantidad de ecoladrillos. Además, participaron como organismo asociados, apoyando la idea: La ilustre Municipalidad de Futrono, Carabineros de Chile, COLUN, Radio Futrono y el colegio José Manuel Balmaceda.

 

Publicado en Noticias, Región de Los Ríos.