Certifican ambientalmente a 30 establecimientos educacionales de la Región de Coquimbo

Un total de 30 establecimientos educacionales de la Región de Coquimbo (escuelas, colegios y jardines infantiles) recibieron la certificación ambiental que acredita a aquellos planteles educativos que implementan de manera exitosa metodologías pedagógicas para promover en sus alumnos la toma de conciencia sobre el desarrollo sustentable y cuidado de la naturaleza, tanto en el aula como en su entorno social.

Los reconocimientos lo obtuvieron los jardines infantiles o escuelas que ingresaron voluntariamente al Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (SNCAE), un programa coordinado por el Ministerio del Medio Ambiente, el MINEDUC, la UNESCO y la CONAF teniendo como propósito fomentar en el proceso educativo conceptos modernos de protección ambiental.

La seremi del Medio Ambiente, Verónica Pinto,  destaca que ahora la Región de Coquimbo cuenta con un total de 84 planteles educativos certificados ambientalmente y explica que “los establecimientos para obtener la certificación ambiental tienen que trabajar distintas temáticas como residuos, eficiencia energética, eficiencia hídrica, trabajar con los alumnos al aire libre para conocer su entorno, la naturaleza, la flora y fauna. Es un trabajo completo que no sólo integra a la comunidad escolar, sino también a los apoderados, para que esta certificación funcione y tenga un real impacto en los alumnos”.

De los 30 establecimientos educacionales que recibieron la certificación ambiental, 10 pertenecen a la comuna de Coquimbo, 9 de Andacollo,  5 de La Serena, 5 de Monte Patria y 1 de Ovalle, los cuales fueron evaluados y seleccionados por un Comité Regional del SNCAE integrado por las Secretarías Regionales Ministeriales del Medio Ambiente, de Educación, de Energía, además de  JUNJI, DGA y CONAF.

El proceso de certificación cuenta con 3 niveles de acreditación (básico, medio y de excelencia) el cual van escalando según el cumplimiento de metas. En esta ceremonia, se entregaron 13 nuevas certificaciones en nivel de excelencia a 11 establecimientos de la región.

En la ceremonia de certificación, Valentina Díaz, profesora de la escuela Huachalalume, uno de los establecimientos que obtuvo la certificación de excelencia, compartió su experiencia sobre cómo ha sido el trabajo pedagógico destacando que incorporar contenidos ambientales permite que las generaciones futuras tengan mayor conciencia sobre la importancia del desarrollo sustentable. Por su parte, Héctor Orellana, en representación del seremi de educación, subrayó que integrar el componente ambiental en las distintas materias escolares va justamente en la línea de lo que busca la Reforma de Educación que es mejorar la calidad de la enseñanza de las niñas y niños.

 

 

 

Publicado en Región de Coquimbo, Regiones.