Campaña de reciclaje consigue acopiar casi 6 toneladas de residuos electrónicos la Región de Coquimbo

Un total de 5,8 toneladas de basura tecnológica tales como  computadores, cables eléctricos, teléfonos celulares, controles remoto, reproductores de videos y audio entre otros desechos logró recolectar la primera campaña intercomunal de recolección de residuos electrónicos que desarrolló la agrupación Educarte de La Serena con respaldo del Fondo de Protección Ambiental del Ministerio del Medio Ambiente, un fondo que financia iniciativas ciudadanas que fomenten el desarrollo sustentable.

El proyecto consistió en implementar puntos de reciclaje itinerantes en 38 lugares de la Provincia de Elqui como establecimientos educativos, juntas de vecinos, centros de salud, municipios, empresas entre otros sitios que quisieron apoyar como zona de acopio y como espacio para charlas educativas.

La seremi del Medio Ambiente de la Región de Coquimbo, Verónica Pinto, destaca que “el Fondo de Protección Ambiental permitió que esta organización comunitaria pudiera sociabilizar esta campaña de recolección de residuos electrónicos que precisamente va en la línea de lo que busca la recientemente aprobada Ley de Fomento al Reciclaje, que es reducir el impacto ambiental de este tipo de desechos en los vertederos o rellenos sanitarios dándoles un nuevo uso”.

Uno de los atractivos de los puntos de acopio, fue que la agrupación quiso darle un sello de eco-arte, ya que los contenedores de la basura fueron electrodomésticos que fueron transformados y decorados para ser nuevos basureros (principalmente lavadoras).

Alejandra Hernandez, miembro directivo de la agrupación Educarte, explica que “esta fue una iniciativa educativa donde pudimos despertar la conciencia de lo que significa el impacto de los residuos electrónicos. Nosotros los chilenos somos altamente consumidores y por ende desechadores de este tipo de basura y por lo mismo hay que hacerse cargo”.

La basura electrónica recolectada se destinó para exportación de metales y reutilización. El mayor volumen correspondió a CPU en desuso y cables electrónicos (1 tonelada aproximadamente). La iniciativa contó con la colaboración de distintos organismos asociados como la empresa Siram que se dedica al reciclaje de basura electrónica. Pedro Alvarado, coordinador del proyecto, destaca además que con parte de los residuos electrónicos que reciclaron con la campaña, los integrantes de Educarte confeccionaron obras de artes plásticas que incluso fueron exhibidas en Perú.

Publicado en Noticias, Región de Coquimbo.