Buscan reducir impacto de mascotas en la naturaleza

Municipios de la Región Metropolitana y organismos públicos afinan herramientas para el control de animales domésticos en ecosistemas protegidos.

Mantener el trabajo conjunto entre municipios, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) fue la principal conclusión del taller “Tenencia responsable de mascotas: una oportunidad para apoyar la conservación de la fauna nativa en áreas rurales”, efectuado en las dependencias del Colegio Médico Veterinario de Chile, en la comuna de Providencia.

En la actividad, organizada por CONAF y el MMA, se expusieron y discutieron sobre las diversas herramientas existentes en la actualidad destinadas a reducir el impacto de perros y gatos sobre la fauna nativa y sus ambientes naturales, enfocado en la protección de áreas protegidas presentes en los territorios de Alhué, Melipilla, Lo Barnechea, Paine, Pirque, San José de Maipo y Tiltil. En la oportunidad, además, estuvo representada la comuna de María Pinto, que pese a no poseer lugares silvestres protegidos, acudió interesada por la temática.

Mariano de la Maza, profesional del Departamento de Diversidad Biológica de  la Gerencia de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF, indicó que en el país se trabaja con diversas estrategias de conservación para enfrentar el problema, a través de la educación para la conservación, la fiscalización y control de ingreso de mascotas a áreas protegidas, políticas y reglamentos que regulan la presencia de tales animales, además de la alianza con diversos actores del territorio.

Ejemplificó en este ámbito con el programa Mascota Protegida, ejecutado por la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), en el que CONAF apoya a municipios con presencia de áreas silvestres protegidas a postular a proyectos concursables destinados a educar a comunidades rurales sobre la amenaza que representan los perros y gatos, a controlar enfermedades que estos pueden trasmitir a fauna nativa mediante el control sanitario y al control de las poblaciones a través de esterilizaciones.

Explicó que una actividad exitosa en ese plano es la alianza de CONAF con el municipio de Caldera, donde se dispone de un canil municipal para trasladar perros capturados en el Parque Nacional Pan de Azúcar, para su posterior adopción por parte de la comunidad calderina. Otro ejemplo en ese plano fue la exposición del proyecto “Educación en tenencia responsable de animales de compañía y protección de fauna nativa que habita y circunda la Reserva Nacional Río Clarillo”, ejecutado por la comuna de Pirque, consistente en programas de esterilizaciones caninas y felinas, plan médico veterinario en la comuna, registro de mascotas, programas educativos y operativos sanitarios, entre otros.

Cabe señalar que existen de 3,5 a 4,2 millones de perros en el país, de los cuales, solo 700 mil están registrados a agosto de este año, según datos entregados por la Subdere,  informó Charif Tala, profesional del Departamento de Conservación de Especies del MMA. Agregó que el problema no solo se centra en canes, pues los gatos han participado en la extinción del 14 % de aves, reptiles y mamíferos extintos en el mundo, sin obviar que felinos urbanos son responsables de la muerte de cantidades incalculables de aves y lagartijas.

Los animales domésticos, al estar sin control por parte de sus dueños, deambulan por áreas silvestres y rurales, perturban sitios de nidificación, depredan y matan fauna nativa y compiten con otros depredadores. Tales conductas no deseadas tienen como consecuencia la persecución a fauna nativa, separación de madres y sus crías, transmisión de enfermedades, abandonos de nidos, disminución de población y desplazamiento de especies nativas carnívoras y carroñeras.

Durante el taller, Francisca Astorga, médica veterinaria de la Asociación de Médicos Veterinarios de Fauna Silvestre (Amevefas), explicó que tanto perros con dueño como los vagabundos o de vida libre causan impacto en la fauna nativa, los que tendrían mayor impacto sobre la biodiversidad, especialmente por no estar confinado a un espacio acotado, como una vivienda en zona rural. Por su parte, su colega, Gonzalo Chávez (del Colegio Médico Veterinario de Chile), indicó que es necesario un cambio de paradigma en la población para incidir en el control de las mascotas y su posterior impacto en la fauna nativa, así como el bienestar de las mismas mascotas.

Publicado en Noticias.