Avances en la eliminación de plásticos de un solo uso

El 3 de agosto se cumplen dos años de la promulgación de la ley 21.100 también conocida como Ley Chao Bolsas Plásticas. Esta iniciativa contó con un 95% de aprobación de la comunidad y se reconoce como el primer paso de una estrategia global para promover la economía circular.

El Seremi del Medio Ambiente, Eduardo Schiappacasse, manifestó que “las bolsas plásticas se transformaron en un residuos que daña a la flora y fauna. Magallanes fue una de las regiones pioneras en adelantarse a la Ley y crear ordenanzas municipales que limitaban su uso, como fue el caso de Torres del Paine en el 2013 y Puerto Natales en el año 2014. Como país dimos un salto con la Ley 21.100 que pronto cumplirá dos años desde su promulgación. Según antecedentes del Ministerio del Medio Ambiente se han evitado más de 4.800.000.000 bolsas plásticas”.

La implementación de esta ley fue gradual. En un primer momento, los grandes comercios tuvieron que evitar la entrega de bolsas plásticas, sin embargo los pequeños y medianos locales aún pueden entregar hasta de 2 bolsas plásticas por cliente hasta el próximo lunes. “A partir del 3 de agosto del 2020 la prohibición de entrega de bolsas plásticas será total, incluyendo las micro, pequeñas y medianas empresas”, explicó Schiappacasse.

Sin embargo, la autoridad ambiental señaló que este gran primer paso conlleva también una responsabilidad de los consumidores y emprendedores, ya que la regulación excluye aquellas bolsas que representan envase primario de ciertos alimentos. “Se excluyen de la prohibición las bolsas que constituyan el envase primario de alimentos, ya sea necesario por razones higiénicas o porque su uso ayude a prevenir el desperdicio de alimentos, como lo son las bolsas dispuestas en fruterías o supermercado. En este sentido, el llamado es a buscar alternativas y avanzar hacia la eliminación de este tipo de residuos, sabemos que existen locales con venta a granel que han reemplazado las bolsas por frascos de vidrio o envases reutilizables, lo cual constituye un compromiso que queremos destacar”, indicó.

En la región, muchos comercios se adaptaron a la nueva normativa reemplazando la tradicional bolsa tipo camiseta por bolsas de papel o tela, como fue el caso de Zona Austral, quienes lanzaron una alternativa de papel para todos los socios. Sin embargo, existen algunos que presentan una propuesta más eco amigable y apuestan por la venta a granel y libre de envases.

Trinche al Gramo es un local ubicado en el barrio Sur de Punta Arenas y se dedica a la venta de frutos secos, semillas y harinas. Miltón Gómez, nos explicó como nace la idea de este emprendimiento. “Nos dimos cuenta que en Magallanes faltaba un lugar donde

comprar a granel y que fuera un negocio sustentable en todo ámbito, desde que nos llega a nosotros la mercadería. Vimos que la gente podía ir con sus potes o frascos o nosotros entregar bolsas de papel con el objetivo de evitar los plásticos. También comenzamos a hacer circular el vidrio, recuperar estos envases, esterilizarlos y entregarlos con los productos”, explicó.

En Puerto Natales, hace algunos días abrió sus puertas Efecto Granel, una tienda que ofrece a la comunidad natalina frutos secos, granos, cereales y productos de limpieza. Jeferson Valderrama, uno de los socios de este emprendimiento, explica que esta iniciativa nace con el objetivo de ofrecer una alternativa “Zero Waste” o “Cero Residuos”. “Es un movimiento mundial, una nueva filosofía que se está instaurando en todos los países. En Latinoamérica es bastante nuevo, por lo que nosotros comenzamos a indagar de qué se trata e intentar de disminuir los residuos de nuestro hogar. Comenzamos a cambiar nuestros hábitos de compra: llevábamos al supermercado nuestras bolsa para las frutas y contenedores para las carnes, pero nos dimos cuenta que llegamos a un punto en el que no podíamos reducir más. Ahí es donde nace Efecto Granel para brindarle una opción a la gente de Puerto Natales e invitarla a que se sume a este movimiento cero residuos”.

Economía Circular

Actualmente, el Ministerio del Medio Ambiente continúa trabajando para que Chile transite hacia un desarrollo sostenible, por ello se encuentra elaborando una Hoja de Ruta de Economía Circular.

La Economía Circular constituye un cambio profundo en las formas de producción y consumo. Plantea la necesidad de dejar atrás la lógica del extraer-producir-consumir-botar, para avanzar hacia un modelo en que los materiales que entran en el ciclo económico se aprovechan durante el mayor tiempo posible o incluso de forma indefinida, ya sea a través de la reutilización o revalorización. Se evita así la generación de enormes volúmenes de residuos y se hace un uso mucho más eficiente de nuestros recursos, lo cual genera menores impactos ambientales – destacando las menores emisiones de gases de efecto invernadero – e importantes oportunidades económicas para las empresas.

Al respecto, el Seremi Schiappacasse señaló que “hoy estamos enfocados en promover una estrategia global de Economía Circular. A la Ley Chao Bolsas Plásticas se sumó el pacto chileno de los plásticos, el Acuerdo de Producción Limpia de Ecoetiquetado de envases reciclables, además del Proyecto de Ley que prohíbe los plásticos de un solo uso, iniciativa que actualmente se encuentra en primer trámite constitucional. Paralelamente, seguimos trabajando en los decretos de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor también conocida como Ley REP, iniciativa que responsabiliza a los productores e importadores a financiar una correcta gestión de los residuos que generan los productos que son comercializados en el mercado nacional sean estos importados o de fabricación nacional,

estos productos son aparatos eléctricos y electrónicos, envases y embalajes, neumáticos, baterías, pilas, aceites y lubricantes”.

Publicado en Región de Magallanes y Antártica Chilena.