Seremi de Medio Ambiente realizó primera limpieza de fondo marino de la bahía de Coquimbo

Neumáticos y bolsas plásticas fueron los desechos más detectados en los dos puntos de la bahía donde se realizó la inspección y recolección de basura del fondo marino.

La seremi del Medio Ambiente en conjunto con la organización Conservation Travel realizaron la primera limpieza del fondo marino, con el objetivo de iniciar y definir un protocolo que permita conocer el tipo de desechos y los agentes contaminantes abandonados en el mar. El sector cubierto por la iniciativa pionera en la región comprendió frente del humedal El Culebrón y el sector Canto del Agua, lugares que fueron inspeccionados durante dos horas a través de transectos (trayectos en los que se realizan las observaciones) hasta doscientos metros perpendiculares a la costa, alcanzando aproximadamente 10 metros de profundidad. A fines de septiembre, se repetirá el proceso en 10 puntos de la Bahía, desde Punta Teatinos hasta Playa Changa, debido a que, en esa fecha, no se producen marejadas y aumenta el turismo en la costa, lo que permitirá tener un mejor análisis del fenómeno.

Sobre esta actividad, el seremi del Medio Ambiente de la Región de Coquimbo, Cristian Felmer, señaló que esta iniciativa se enmarca dentro de las políticas públicas del organismo, que buscan convertir a la región de Coquimbo en una región sustentable: “El tema de los plásticos es grave para el fondo marino. Por ello, estamos haciendo una limpieza y análisis de un sector de la bahía de Coquimbo, llegando a la conclusión de que los últimos fenómenos climáticos han ayudado a la acumulación de estos desechos, puesto que los arrastran desde la cuenca del río a la bahía. En el muestreo, se han encontrado plásticos, contaminantes y otros tipos de basura. Los plásticos son los que tienen consecuencias más graves, porque demoran en degradarse. Una bolsa tarda 400 años en desaparecer, pero a los 5 años ya se convierte en microplástico y los peces se alimentan de ellos. Por eso, seguiremos apoyando la iniciativa de chao bolsas plásticas y hacemos el llamado a quienes visiten la Avenida del Mar, a que se lleven su basura o los depositen en los contenedores. Estos desechos dañan terriblemente la pesca y el turismo de la Región. Nuestra meta es llegar a ser una región sustentable y encontramos relevante que todos pongamos de nuestra parte para que este objetivo sea una realidad”.

En tanto, Patricio Vega, director de Conservation Travel, empresa que trabajó junto a la autoridad ambiental en las labores de limpieza, indicó que el muestreo sirve para sentar un precedente para la creación de un protocolo sobre el manejo de estos desechos, con el objetivo de disminuir la contaminación del mar: “Con esta investigación, queremos conocer y cuantificar la basura que hay en las playas. Tenemos poca información del fondo marino, porque, generalmente, los trabajos se concentran en las orillas. Buceamos la zona, se barre la basura, se junta y se pesa. Así que queremos generar este conocimiento, para poder crear un prototipo de monitoreo que sea replicable en la bahía de Coquimbo y cualquier parte de Chile”.

Finalmente, Patricio Baeza, miembro de la Asociación Gremial de Buzos Mariscadores de Coquimbo con más de 40 años de experiencia en el mar y participante del proceso de limpieza y recolección, detalló cómo esta basura se ha ido acumulando en el sector: “Encontré neumáticos de máquinas, grandes y chicos, en El Culebrón hacia adentro. Hay pocas bolsas porque las marejadas se las llevan a Alta Mar, ya que no están en la orilla. En el verano se concentran más, junto con las botellas”.

Publicado en Región de Coquimbo.