Protocolo de Montreal: Chile participó de Reunión Interregional de Acción por el Ozono

La Unidad Ozono del Ministerio del Medio Ambiente, fue parte de la Segunda Reunión Interregional Global de Acción por el Ozono y Redes de Funcionarios Nacionales de Ozono, realizada en la ciudad de París, Francia. Los asistentes revisaron los progresos de cada región respecto a la eliminación de los HCFC, sustancias agotadoras de la capa de Ozono­; y la reducción de los HFC, gases que contribuyen al calentamiento global.

Entre el 17 y el 20 de febrero de este año, funcionarios de las unidades Ozono de 147 países se reunieron en París, Francia, en la Segunda Reunión Interregional Global de Acción por el Ozono y Redes paralelas para Oficiales Nacionales del Ozono, encuentro que forma parte del plan de trabajo y del programa para el cumplimiento del Protocolo de Montreal.

La reunión tuvo como objetivo intercambiar experiencias y revisar los progresos de cada región respecto a la implementación de los Planes de Eliminación de los Hidroclorofluorocarbonos (HCFC) como sustancias agotadoras de la capa de Ozono (SAO), y la reducción de los Hidrofluorocarbonos (HFC), gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global.

“Chile es uno de los países que ha suscrito al Protocolo de Montreal, por lo que al igual que el año pasado estuvimos presente en la reunión para discutir junto a nuestros pares los detalles de los compromisos que se han asumido para eliminar gradualmente los HCFC y reducir significativamente el consumo y la producción de los HFC”, explica Claudia Paratori, Coordinadora de la Unidad Ozono del Ministerio del Medio Ambiente, quien representó a Chile en el encuentro.

Los temas abordados buscaron preparar a los países para cumplir con la meta del año 2020, de reducir el consumo de HCFC en un 35%, que en el caso de Chile el compromiso es de un 45%. “También se hizo una revisión de los requisitos de la Enmienda Kigali, la legislación, las licencias y los sistemas de cuotas; y se dieron a conocer las estrategias para controlar el comercio de HCFC y HFC, de manera de combatir el mercado ilegal”, cuenta Claudia Paratori. En este contexto, cada país dio a conocer reportes, estrategias de recopilación y monitoreo de datos.

Tras la reunión se llevó a cabo el “Taller de Hermanamiento de las Redes Paralelas, para la refrigeración y climatización energéticamente eficiente e inocua del Clima”, los días 21 y 22 de febrero. El proyecto de hermanamiento tiene una duración de dos años, y busca reunir a los Oficiales Nacionales de Ozono y a aquellos profesionales a cargo de políticas públicas de energía, para vincular la eficiencia energética de cada país con los objetivos del Protocolo de Montreal en apoyo a la Enmienda de Kigali, que entró en vigencia el 1 de enero pasado.

El encuentro fue organizado por el Programa de Acción por el Ozono de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, ONU Medio Ambiente, a través del Programa de Asistencia para el Cumplimiento de Acción por el Ozono (CAP) como Agencia de Implementación del Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal sobre Sustancias que Agotan la Capa de Ozono.

La delegación chilena estuvo conformada por Claudia Paratori, junto a las contrapartes de la Unidad Ozono, Marcelo Padilla del Ministerio de Energía; Rafaela Jiménez del Servicio Nacional de Aduanas; y Robert Currie de la División Jurídica del Ministerio del Medio Ambiente.

 De izquierda a derecha: Marcelo Padilla, Min. Energia; Rafaela Jimenez, Servicio Nacional de Aduanas; Claudia Paratori, Unidad Ozono MMA; Robert Currie, División Jurídica MMA.

Publicado en campana-ozono.