Presentan alcances de estudio de riesgo ambiental en  suelos  de la región de Antofagasta

Iniciativa es financiada por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) y coordinada técnicamente por la Seremi del Medio Ambiente

Ante autoridades regionales, provinciales y comunales, representantes de la academia y del sector privado, se presentaron los alcances y el estado de avance del estudio FNDR que evaluará el riesgo ambiental de los suelos con potencial presencia de contaminantes de la región.

La iniciativa “Diagnóstico de riesgo ambiental, región de Antofagasta: componente b) Estudio de riesgo ambiental en suelos abandonados”, es coordinada técnicamente por la Seremi del Medio Ambiente; ejecutada por las empresas WSP y Emgrisa y mandatada por el Gobierno Regional.

Durante el taller de difusión la seremi del Medio Ambiente, Visnja Music, explicó que  la investigación, que partió hace dos meses y que finalizará en agosto del 2019,  tiene como propósito evaluar el riesgo ambiental de los suelos con potencial presencia de contaminantes y diagnosticar preliminarmente fuentes activas, “de tal manera de establecer acciones para prevenir, mitigar, controlar o corregir la exposición y los efectos o impactos negativos en la salud de la población y en los ecosistemas”, precisó.

Por su parte, Alfonso Álvarez director de operaciones y tecnología de Emgrisa (empresa pública española), explicó que “se trata de un proyecto muy ambicioso, que consta de distintas actividades, y que permitirá tener un mayor conocimiento acerca de la calidad de los suelos en toda la región, principalmente en aquellas comunas con mayor actividad industrial y minera”.

“A la fecha – continuó-  hemos identificado los sitios activos para establecer los primeros modelos conceptuales, llevamos unas 300 muestras de suelo de toda la región, para determinar cuáles son los niveles basales (naturales) de determinados compuestos en los suelos y hemos hecho ya algunos trabajos de muestreo específico en alguno de los sitios de los cuales se sospecha que puede haber cierto riesgo ambiental. El muestreo basal es muy necesario para poder realizar después las comparaciones con los sitios con potencial presencia de contaminantes y así determinar si esa zona está afectada o no”, aclaró.

Álvarez enfatizó que el estudio permitirá evaluar el riesgo a la salud de las personas de los sitios abandonados con presencia de contaminantes y  valorar el riesgo ecológico en humedales y en sitos emplazados en la zona costera. “Para que exista un riesgo –explicó- tienen que suceder tres cosas: una contaminación, un receptor sensible (no es lo mismo un niño, que un trabajador o un ecosistema cada uno tiene parámetros diferentes) y una vía de comunicación (exposición) entre ese contaminante y ese receptor, es decir, si es por contacto dérmico, por inhalación de polvo, etc. A partir de ahí se propondrán las medidas”, puntualizó.

Según los plazos de ejecución del estudio, el informe final con la propuesta del plan de acción deberá ser presentado ante la Seremi del Medio Ambiente en junio de 2019

Cabe destacar que el estado de avance, así como los alcances del estudio diagnóstico, fueron presentados a los alcaldes de Tocopilla y Taltal.

 

Publicado en Región de Antofagasta.