Ministerio del Medio Ambiente extiende participación ciudadana del compromiso de reducción de emisiones para combatir cambio climático

  • “La participación ciudadana es fundamental para poder enriquecer y mejorar la propuesta de actualización de NDC que presentará Chile”, señaló la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Con el objetivo de contar con la opinión, sugerencias y aportes ciudadanos en la actualización de nuestra Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), el Ministerio del Medio Ambiente determinó extender hasta el 2 de diciembre el inédito proceso de consulta ciudadana de este instrumento, clave para la implementación del Acuerdo de París, que permite combatir el cambio climático y adaptarse a este fenómeno.

“La participación ciudadana es fundamental para poder enriquecer la propuesta de actualización de NDC que presentará Chile. La crisis climática que afecta al mundo entero actúa como multiplicador de las inequidades y problemas socio ambientales que nos afecta en nuestro país y, por eso, tenemos que hacernos cargo de este problema con compromisos en los que las personas jueguen un rol activo”, sostuvo la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

El proceso de participación ciudadana se inició el 15 de octubre y se extendería hasta el 14 de noviembre, sin embargo, dado el contexto social en el país, se optó ampliar el plazo para recoger las observaciones de las personas, científicos y academia, organizaciones civiles, gremios, entre otros. Cabe mencionar, que la extensión al 2 de diciembre busca ampliar el plazo manteniendo el compromiso de presentar nuestra NDC actualizada a más tardar en Marzo del 2020 tal como pide el Acuerdo de París.

El documento completo podrá ser consultado en la web del Ministerio del Medio Ambiente o en http://consultasciudadanas.mma.gob.cl/, en donde la ciudadanía puede ingresar sus comentarios y propuestas. Adicionalmente, se han realizado talleres presenciales a lo largo del país y en línea.

Principales ejes
La NDC es el principal instrumento para la implementación efectiva del Acuerdo de Paris de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Son los compromisos de cada país para reducir sus emisiones y adaptarse al cambio climático.

La propuesta de actualización de NDC de Chile se estructura bajo cuatro líneas de acción: mitigación, adaptación, componente de integración y medios de implementación. Además, propone un cambio fundamental respecto a la NDC anterior, ya que el indicador de reducción de emisiones de GEI será de emisiones netas con presupuesto de carbono y dejando de considerar la intensidad de emisiones de GEI por PIB,  presentando así un indicador mucho más claro, transparente, reportable y verificable; cumpliendo con los requerimientos del Acuerdo de París y con lo sugerido por la ciencia.

Es así que, en mitigación, Chile se compromete a una meta transversal a la economía (sin incluir al sector forestal) mucho más ambiciosa que en la NDC actual contemplando emisiones brutas totales de 97 millones de toneladas para el 2030, y a contar con un presupuesto de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de entre 1.100 a 1.175 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (MMtCO2eq), con un máximo de emisiones (peak) a 2027.

Además se contempla una meta en black carbon, que es el hollín que contamina nuestras ciudades y que genera importantes problemas de salud en la población. Chile se compromete a reducir entre un 10 a un 30%. Este compromiso es muy importante ya que confirma la importancia que tiene para Chile la relación clima y aire limpio que genera importantes impactos locales.

Asimismo, actualiza la meta forestal haciéndola más ambiciosa y adempas incondicional (la NDC actual contempla una meta condicional para el sector forestal). Primero, se compromete el manejo sustentable y recuperación de 200.000 hectáreas de bosques nativos. Segundo, el país se compromete a forestar 200.000 hectáreas de bosques, de las cuales al menos 100.000 hectáreas corresponden a cubierta forestal permanente, de las cuales, al menos 70.000 hectáreas, deben ser con especies nativas.

Tercero, Chile se compromete a reducir las emisiones del sector forestal por degradación y deforestación del bosque nativo en un 25% al 2030, considerando las emisiones promedio entre el periodo 2001-2013.
Estas medidas corresponden a reducción en las emisiones y aumento en la captura de emisiones. Con lo cual se obtiene una disminución de las emisiones netas del país al año 2030.

Junto con estas medidas, el país buscará ir más allá de las medidas incondicionales, lo que permitirá ambicionar una reducción del 45% de las emisiones respecto al 2016, último año de medición presente en el inventario nacional de emisiones de Chile.

La NDC propuesta por Chile también contribuirá al objetivo global de adaptación, reduciendo la vulnerabilidad, fortaleciendo la resiliencia y aumentando la capacidad de adaptación del país, incrementando la seguridad hídrica y considerando soluciones basadas en la naturaleza, para así proteger a las personas.

La contribución de Chile en materia de adaptación se enfoca en dos áreas: i) Fortalecer y profundizar los instrumentos de gestión para la adaptación, y ii) Acciones en áreas de especial vulnerabilidad, y dónde se ha demandado una mayor urgencia en la acción climática.

Publicado en Destacados, Noticias.