Medio Ambiente finaliza estudio que identifica fuentes de contaminación difusa en el Río Aconcagua y avanza en la elaboración de norma secundaria de calidad del agua

Con el objetivo de identificar las principales fuentes de emisión difusa (contaminación) en el río Aconcagua y sus afluentes, evaluando y cuantificando el impacto en el cuerpo de agua, la Seremi del Medio Ambiente dio por finalizado un estudio de diagnóstico el cual además propone medidas de abatimiento, mitigación y control para la mencionada cuenca

El estudio, el cual recopiló 444 fuentes puntuales de las bases de datos consultadas, acompañada por datos de la comuna, provincia y uso de suelo de la ubicación de la fuente, identificó dos usos con potencial desarrollo de contaminación difusa: terrenos agrícolas y  usos urbanos e industriales.

Dentro de sus objetivos, el estudio especializó todas las fuentes difusas identificadas provenientes de actividad tales como agrícola, pecuaria, industrial, minera, agroindustrial, entre otras.

De esta forma según datos arrojados por la investigación se determinó principalmente que la actividad agrícola estaría contribuyendo a través del uso de agroquímicos (fertilizantes, herbicidas, fungicidas e insecticidas principalmente) a los cultivos que posteriormente drenan a los cuerpos de agua superficiales y subterráneos. Las principales rutas de movimiento de los plaguicidas fuera del sitio de aplicación corresponden a la escorrentía de aguas superficiales y a la deriva por pulverización de los plaguicidas.

Cabe destacar que la actividad agrícola en la cuenca se concentra entre la primera y segunda sección del río Aconcagua, es decir, desde las comunas de Los Andes a la comunas de Quillota, Limache.

Por otro lado, también la actividad minera se considera como un gran generador de riles con altas concentraciones de metales e inorgánicos.

Cabe destacar que este estudio no pretende medir la contaminación presente en la cuenca, sino ser el primer estudio de evaluación formal que permita realizar un diagnóstico estimado respecto a las principales fuentes que potencialmente estarían afectando la calidad del río Aconcagua.

Asimismo el estudio entrega una propuesta de Plan de Gestión, donde se propone abordar líneas como: Objetivos de control (la que consta de la verificación en terreno de los valores de contaminación difusa resultantes de los modelos. Asimismo propone Objetivos de restauración y Objetivos de información (como por ejemplo la implementación de un plan de monitoreo específico de parámetros relacionados a la contaminación difusa en la cuenca del río Aconcagua)

Actualización de la norma secundaria de calidad para la Cuenca del Río Aconcagua

Con el propósito de recuperar y mantener el estado hidrobiológico  en la cuenca del río Aconcagua producto de la creciente actividad urbana de 16 comunas de la Región de Valparaíso, la Seremi del Medio Ambiente se encuentra actualizando una propuesta de Norma Secundaria de Calidad Ambiental para la Cuenca del Río Aconcagua, generada el año 2006 por la CONAMA, la que establecerá valores de calidad ambiental máximos permitidos para cada uno de los parámetros a normar.

Dado que han pasado 9 años desde la publicación del anteproyecto, y las condiciones de la cuenca han cambiado bastante consecuencia de una mayor actividad productiva asociada a la agricultura, agroindustria, minería e industrias  se hace necesario un nuevo proceso normativo que nos permita analizar y evaluar las áreas de vigilancia, los parámetros a normar y sus correspondientes valores de calidad.

“La importancia de contar con una norma secundaria de calidad de agua para el río Aconcagua radica en que legalmente podremos señalar si dicho cuerpo de agua, o una parte de él, se encuentra contaminado o no. Lo que además implica establecer los correspondientes planes de prevención o descontaminación”, señaló la Seremi Bertoglio.           

De esta forma en el contexto de mejorar técnicamente la antigua propuesta es que a través de la contratación de la consultora CENMA, se encargó realizar un análisis de toda la data histórica de calidad en la cuenca del Río Aconcagua, desde el año 1980 al 2014, con datos de calidad provenientes de las estaciones de monitoreo de la DGA

Actualmente la consultora CENMA ya presentó una propuesta de anteproyecto de norma, la cual  hoy ya cuenta con una resolución de inicio de un nuevo proceso normativo.

El plazo de discusión y análisis para la nueva propuesta de anteproyecto norma es de 12 meses luego de la publicación de la resolución de inicio publicado en el Diario Oficial el 2 de octubre del año 2015. En el proceso se activa el Comité Operativo, para luego conformar el Comité Ampliado y posteriormente realizar una consulta pública. Una vez realizadas las observaciones de la consulta pública, e incorporadas a la nueva propuesta, finalmente se envía al Comité de Ministros para la Sustentabilidad para que sea observado y aprobado mediante un decreto supremo.

Las comunas por donde pasa el río Aconcagua son: Los Andes, San Felipe, Panquehue, LLayllay, La Calera, La Cruz, Quillota, Limache (estero Limache aportante del Aconcagua), Olmué, y desembocadura de Concón.

 

Publicado en Noticias, Región de Valparaíso, Regiones.