Gobierno informa reporte de Gestión de Episodios Críticos para Valdivia con énfasis en salud pública

Seremi de Medio Ambiente y Seremi de Salud junto a médicos especialistas informaron el reporte correspondiente a abril, en la oportunidad dieron cuenta de los episodios observados y las fiscalizaciones registradas en el período. Además fueron acompañados por médicos especialistas, quienes explicaron los efectos en salud de la contaminación atmosférica.

En la plaza de la república se reunieron los seremi Daniel Del Campo y Regina Barra con los médicos Dr. Juan Ernesto Greandjean, especialista Broncopulmonar, y el pediatra Dr. Mario Calvo.

En la oportunidad, las autoridades informaron a la comunidad el número de episodios críticos registrados durante el mes de abril y las fiscalizaciones realizadas por parte de la autoridad sanitaria en el marco de la Gestión de Episodios Críticos, una medida del Plan de Descontaminación Atmosférica de Valdivia.

De esta forma, en el mes de abril, se registraron 3 alertas y 1 preemergencia lo que derivó en tres sumarios sanitarios iniciados por la cartera de salud. Al respecto, la Secretaria Regional Ministerial de Salud, Dra. Regina Barra, destacó la relevancia de la materia, pues “la contaminación ambiental incide directamente en la salud de las personas”, señaló.

A su vez explicó que, “hasta ahora se ha realizado la fiscalización del episodio de preemergencia que se ha verificado en la Zona Territorial A, eso nos permitió  constatar que en realidad las personas, las familias están siendo muy responsables con el uso de leña. Hubo 3 familias citadas y eso está en proceso”.

Por su parte, el titular de la cartera ambiental advirtió que el fenómeno del niño pronosticado para este año debe ser tomado con cautela, pues declaró que “según el pronóstico estacional de la Sección Meteorológica de la Dirección Meteorológica de Chile, el fenómeno presente es de características débiles, por lo que sus efectos serán menores. Por lo tanto nuevamente hacemos el llamado a la ciudadanía, a respetar las medidas de restricción para este 2019, y de esta manera aportar en la mejora de calidad del aire en eventos críticos de contaminación.

En este sentido el Dr. Juan Ernesto Greandjean, especialista broncopulmonar explicó que la contaminación ambiental involucra una serie de efectos sobre la salud de las personas, donde algunos se aprecian a corto plazo. Además enfatizó “Esto se asocia a las unidades de emergencia por descompensación  de los enfermos con patologías respiratorias como asmáticos, portadores de enfermedad pulmonares crónicas, las que están directamente asociadas a los virus respiratorios  y a las malas condiciones climáticas que a su vez también aumentan la frecuencia y la prevalencia de aparición de estos virus. Los efectos en salud los veremos en 20 a 30 años más, porque no sabemos si esta exposición diaria y frecuente a material particulado nos va a producir en la salud problemas como enfermedades crónicas, no es bueno estar expuesto a esto”.

A su vez enfatizó la importancia de seguir las sugerencias que hace el seremi de Medio Ambiente sobre las restricciones, a usar leña seca y aceptar las restricciones, ya que “esto va en directo beneficio de la ciudadanía. Vamos a tener menos consultas en las urgencias, menos enfermos descompensados, menos gastos en salud, menor índice de ocupación de las camas en los hospitales y se van a poder usar o destinar en otra cosas”, finalizó.

Asimismo, el pediatra Dr. Mario Calvo llamó a tener conciencia del daño que la contaminación ambiental produce en el organismo. “El órgano más expuesto a la contaminación es la piel pero el segundo órgano más expuesto es el aparato respiratorio. El organismo tiene un sistema de defensa extremadamente útil que lo ha formado la evolución de la naturaleza, el sistema inmunológico, pero éste está preparado para combatir elementos biológicos, virus, bacterias, parásitos. No fue preparado para combatir minerales como lo que respiramos cuando tenemos aire contaminado”.

Respecto a los problemas de salud en niños que genera la contaminación atmosférica, explicó que “en el niño que es sano, la permanencia de un proceso inflamatorio crónico en los bronquios les hace tener con mayor frecuencia infecciones virales e infecciones bacterianas como las neumonías, en el niño que ya tiene un daño crónico como asma, con rinitis, o con síndrome bronquial obstructivo. Hacen exacerbaciones de crisis obstructivas mucho más frecuentes y probablemente muchas crisis en las que los padres ven a sus niños tosiendo, que se ahoga en la noche y que interpretan que es resfrío, perfectamente puede ser inflamación crónica que ha producido la contaminación en la vía aérea”. Finalizó.

Publicado en Región de Los Ríos.