Autoridad endurecerá fiscalización de la Alerta Sanitaria local este año

Sólo 78 de las 15.031 fiscalizaciones que realizó la Autoridad Sanitaria el año pasado, a causa de la aplicación de la Alerta Sanitaria Ambiental producto de los altos niveles de contaminación por material particulado fino 2,5 (PM 2,5) culminó en sumario.

En términos porcentuales, esto significó que un ínfimo 0,52% del total de intervenciones a domicilios e industrias tuvieron algún tipo de sanción, ya sea monetario (12) o con amonestación (66), entendidos los últimos como partes de cortesía o llamados de atención.

Según datos entregados por la Secretaría Regional del Ministerio de Salud, en 2014 ocurrieron 23 episodios críticos de mala calidad del aire, de lo que se deduce que en igual número de veces los inspectores tuvieron que recorrer las dos comunas para verificar el cumplimiento del llamado a la comunidad a consumir leña con menos del 25% de humedad y no encender los calefactores entre las 18 y 24 horas en momentos de Emergencia Ambiental.

Estas cifras arrojan que en cada jornada de trabajo el personal de la Autoridad Sanitaria tuvo que intervenir 650 propiedades, de las cuales en su mayoría se desarrolló en las últimas seis horas del día.

De acuerdo a la información de la propia Autoridad Sanitaria local, esta labor fue emprendida por un grupo de 24 personas, quienes tuvieron que desplegarse al máximo para cumplir con una tarea titánica que incluso quintuplicó lo que se hizo en Temuco.

Firmeza
En la capital de La Araucanía, donde tienen el mismo problema de episodios críticos por quema de la popular biomasa para la calefacción, efectuaron 3.196 fiscalizaciones en 23 días de saturación del aire.

A pesar del menor número de inspecciones en comparación al caso de la intercomuna, la Autoridad Sanitaria de Temuco cursó 395 sumarios sanitarios, es decir, el 12,4% del total, cifra mucho mayor a la de la zona, en donde no se llegó siquiera al 1%.

En la ciudad sureña, al igual que en la intercomuna, se trabajó con una veintena de personas, quienes si bien registraron oficialmente una menor cantidad de intervenciones en comparación con Chillán, el proceso fiscalizador dio mejores resultados.

El balance que entregó a inicios de este año el Ministerio de Medio Ambiente, respecto a cómo funcionó la Alerta Sanitaria en las comunas del país donde se decretó la medida, señaló que Temuco bajó un 26% sus emisiones de PM 2,5, es decir, 23 puntos porcentuales más de lo que se logró reducir en Chillán y Chillán Viejo.

Mejoras

El pasado miércoles partió oficialmente la Alerta Sanitaria en Chillán y Chillán Viejo, para la cual las autoridades regionales de la cartera de Salud prometieron endurecer la mano en todo sentido.

Serán seis los nuevos fiscalizadores para este año por lo que, indicó el Seremi del ramo, se trabajará con un contingente de 30 personas cada vez que se declare una Preemergencia o Emergencia Ambiental.

A esto se le sumará la nueva forma de inspección que se implementará para los días críticos de polución a diferencia del 2014.

El seremi Mauricio Careaga explicó que esta vez se harán patrullajes por las calles de la intercomuna y se intervendrán las casas que estén emitiendo material particulado por los cañones de sus estufas en momentos en que está restringido.

“Vamos a endurecer las medidas porque la gente va a tener mayor información. La visión para fiscalizar una casa será la emisión de humos visibles; se intervendrán las propiedades y se aplicarán las sanciones que correspondan”, explicó Mauricio Careaga.

La idea del Gobierno es que este año la medida de excepción intercomunal realmente ayude a disminuir de manera importante la presencia del PM 2,5 y no se repita el pobre 3% que se logró el año pasado.

De hecho, el subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena, admitió que la fiscalización no causó los efectos que se querían y se convirtió en un obstáculo en los planes gubernamentales de que la Zona Saturada de Ñuble reduzca en 20% la polución.

Es por ello que las mejoras locales pensadas para la aplicación de la Alerta Sanitaria tienen como objetivo aminorar notablemente la contaminación por combustión de biomasa.

Eficiencia
Para el doctor en Ingeniería Ambiental, Luis Díaz Robles, nunca es suficiente el número de inspecciones cuando se está viviendo un episodio de pésima calidad del aire.

El experto, quien hasta el año pasado fue el director de la Unidad de Calidad del Aire de la Universidad Católica de Temuco, precisó que no se debe aspirar a intervenir grandes extensiones de viviendas y que el trabajo debe apuntar a la forma de hacerlo.

“Mientras más fiscalizaciones haga la autoridad, es mejor, pero los recursos no son suficientes porque para hacer estos trabajos se requiere de mucho”, comentó.

Asimismo, el también asesor gubernamental en temas ambientales y académico de la Universidad de Santiago, enfatizó que este trabajo es fundamental para que la Alerta Sanitaria tenga éxito; sin embargo, añadió que también dependerá de cómo asume su responsabilidad la comunidad al respetar las exigencias a las medidas restrictivas al uso de leña para la calefacción domiciliaria.

Publicado en La Discusión 

Comparte:
Publicado en Más Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.