Seremi del Maule junto a organización social planta árboles nativos para celebrar día Mundial del Árbol

La Seremi del Medio Ambiente de la Región del Maule, María Eliana Vega, junto al Club del árbol de Talca y la Unidad de Medio Ambiente de la Ilustre Municipalidad de Talca, celebraron el Día Mundial del Árbol, con arborización de plaza pública en la villa Doña Adela de Talca.

La actividad contó con la participación de vecinos del sector quienes agradecieron la iniciativa de aumentar las áreas verdes con especies nativas, además se comprometieron a cuidar la flora  y a disfrutar de todos sus beneficios.

En este sentido la autoridad medioambiental hizo un llamado a la ciudadanía ante los medios de comunicación a “tomar conciencia de la importancia que tienen los árboles nativos para nuestro entorno, ya que estos purifican el ambiente al oxigenar el aire contribuyendo a la descontaminación de la comuna”.

Al mismo tiempo, Vega recalcó el trabajo directo que se está realizando con el Club del Árbol de Talca, organismo que se adjudicó un Fondo de Protección Ambiental por 5 millones de pesos  denominado “Recuperación de área ribereña de estero Piduco: Proyecto Parque Pablo Neruda”,  que contribuirá a la recuperación del área deteriorada en ribera de estero, a través del mejoramiento y ornamentación con especies autóctonas.

El presidente del Club del árbol de Talca, Marcos Lillo, señaló que para conmemorar el Día Mundial del Árbol,  realizamos  una “ceremonia sencilla pero rescatando la identidad de nuestro país con su flora autóctona, reintroduciendo en las áreas verdes de la comuna y la provincia de Talca especies nativa, árboles endémicos  que se están extinguiendo por la tala indiscriminada de bosque nativo, para que las futuras generaciones puedan conocer estas especies en un hábitat urbano”, concluyó.

Algunas de  las especies que fueron plantadas corresponden a mañío, boldo, quillay, huingán,  sauce chileno, ejemplares que tiene la ventaja de adaptarse muy bien al lugar, porque son de la zona del valle central y son parte del patrimonio natural para futuras generaciones.

Para finalizar la actividad, se hizo insistió en cuidar esta importante donación de árboles nativos, y se recalcó los beneficios de aumentar los pulmones verdes en la ciudad porque producen sombra, refrescan y humedecen el ambiente, reducen el ruido, detienen las heladas por su follaje, transforman el dióxido de carbono responsable del efecto invernadero y reducen  los riesgos de inundación y evitan la erosión.

 

Publicado en Región del Maule.