MMA realizó el “Seminario Internacional: Maquinaria de Construcción Libre de Hollín, Reducir la contaminación y mitigar el cambio climático”, en el marco del Programa CALAC+

Desde el 13 al 16 de mayo, se llevó a cabo el “Seminario Internacional: Maquinaria de Construcción Libre de Hollín, Reducir la contaminación y mitigar el cambio climático”, en el Ministerio del Medio Ambiente.

El programa CALAC+ (Clima y Aire Limpio en Ciudades de América Latina) tiene como objetivo incentivar la reducción de las emisiones de hollín y otros gases contaminantes locales y globales producidos por autobuses urbanos y maquinaria móvil fuera de ruta (MMFR). El programa está siendo implementado en cuatro ciudades de América Latina (Bogotá, Ciudad de México, Lima y Santiago). En cuanto a las emisiones del sector de MMFR, hasta el momento éstas no han sido abordadas por la mayoría de las ciudades de la región, no obstante que, por sus condiciones de trabajo, el tamaño de sus motores y la falta de regulación, donde se han cuantificado, representan un aporte significativo a las emisiones atmosféricas, sus emisiones diésel son particularmente perjudiciales a la salud y operan también en sitios urbanos de alta densidad poblacional (como la maquinaria de construcción).

El seminario estuvo estructurado en dos ejes, el primero fue un taller sobre inventarios de emisiones de MMFR, mientras el segundo se abocó a la formulación de políticas para la regulación de esta maquinaria. El evento apoyado por la Agencia de Cooperación Internacional de Chile para el Desarrollo (AGCID), se llevó a cabo en el marco del Programa CALAC+, financiado por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y ejecutado por Swisscontact.

Chile fue el país anfitrión, siendo el país más avanzado en esta materia al haber realizado ya un inventario de emisiones de MMFR, así como pilotos de implementación de filtros de partículas diésel (DPF) en maquinaria de construcción. Así mismo, nos encontramos elaborando una norma para controlar las emisiones de la MMFR, experiencia que compartimos como parte de la cooperación Sur-Sur que toma especial relevancia en la resolución de esta problemática.

Las presentaciones de expositores internacionales de Suiza y Chile, el primer día del evento, sentaron las bases técnicas para la elaboración de inventarios de emisiones. En replica, los funcionarios públicos de entidades medio ambientales de los países participantes mostraron las acciones que vienen desarrollando en sus ministerios respectivos.

El segundo día del seminario se enfocó en cómo generar políticas públicas para regular este sector. En tanto, el tercer día se presentaron representantes del sector privado de filtros, tanto chilenos como extranjeros, los cuales ya han comenzado a invertir y trabajar en esta materia. Para cerrar el día, se visitó el taller de Maestranza de la Dirección de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas, que ya cuenta con algunas máquinas que tienen instalados DPFs, así se pudo realizar una prueba cualitativa muy sencilla que comprueba la eficacia de éstos en la remoción del hollín. Las pruebas cuantitativas demuestran que estos filtros certificados reducen las emisiones de MP2,5 en un 99%.

Las conclusiones del Seminario presentadas por el Jefe de la División de Calidad del Aire y Cambio Climático del MMA, Marcelo Fernández, el Director Ejecutivo de AGCID, Juan Pablo Lira, y el Director Latinoamericano de COSUDE, Martin Jaggi, reconocieron la importancia de abordar la problemática de la maquinaria móvil fuera de ruta como fuente de emisión de hollín, por su impacto en la salud humana y su contribución al calentamiento global. Así también se resaltó la oportunidad de generar sinergias entre los países presentes para acelerar el proceso de adopción de normas que regulen el sector.

Antecedentes

La importancia de regular la contaminación generada por motores diésel radica en controlar las emisiones de hollín (el cual está presente en el MP2,5 y está compuesto principalmente por carbono negro). El carbono negro es altamente cancerígeno y posee un potencial de calentamiento global de 2500 veces mayor al CO2. Además, estos motores operan en zonas urbanas densamente pobladas, próximos a la población, lo que hace urgente su regulación. La disminución de estas partículas ha sido una prioridad en las regulaciones y programas de descontaminación en todo el mundo, lo que se está logrando principalmente con el uso de filtros de partículas.

Los filtros de partículas diésel (DPF), son dispositivos que capturan las partículas provenientes de los motores diésel. Este tipo de tecnología ha demostrado ser la más eficaz para el control de partículas diésel, tanto en masa (reduce 90% de la masa del material particulado), como en número de partículas (reduce 99% de la cantidad de partículas), lo que se traduce en reducción de emisiones de carbono negro.

La maquinaria móvil fuera de ruta (MMFR) en la Región Metropolitana tiene un aporte de un 18% en la contribución de las emisiones de MP2,5[1], siendo la maquinaria de construcción la que presenta un mayor aporte de MP2,5 con un 74% del total de las emisiones de la MMFR en la Región Metropolitana[2].

Es por esto que en el nuevo Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica de la Región Metropolitana (PPDA RM), DS N°31/2016 del MMA, el cual entró en vigencia el 24 de noviembre del 2017, se incluyó por primera vez una sección para regular la maquinaria móvil fuera de ruta. En el artículo 18 del mencionado plan se especifica que a partir del año 2020, el Ministerio de Obras Públicas (MOP), Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) y Ministerio de Salud (MINSAL), cuando ejecuten obras de construcción en la RM, deberán usar filtros de partículas cerrados para el total de la maquinaria móvil fuera de ruta de construcción que tenga una potencia superior a 56 kW e inferior o igual a 560 kW. Si la ejecución de las obras de construcción se efectúa a través de terceros, la referida obligación deberá quedar contenida en las respectivas bases administrativas, términos de referencia y/o contratos. La obligación regirá para la maquinaria propia y la de terceros que ejecuten los proyectos de obras de construcción. La implementación de esta medida permitirá reducir las emisiones del MP2,5 del sector maquinaria en un 8%.

La nueva normativa tiene como base un “Programa piloto para la implementación de sistemas de post-tratamiento de emisiones de material particulado en maquinaria de construcción” (USACH 2017) realizado durante el año 2016. Este programa se desarrolló en coordinación entre MMA, MOP y proveedores de filtros, con el objetivo de desarrollar un programa piloto en el MOP, de reacondicionamiento de maquinaria de construcción con tecnología DPF, que permita probar y analizar el desempeño de esta tecnología en condiciones de trabajo pesado, en 7 máquinas de construcción, para analizar las mejores alternativas de diseño, en los aspectos técnicos e institucionales, de implementación masiva. La eficiencia de los filtros en este estudio, medida en Número de Partículas (NP), fue en promedio de 99,5%.

Imagen: Muestra cualitativa del hollín acumulado.

[1] Ministerio del Medio Ambiente (MMA)

[2] Actualización para proyecto definitivo del análisis general del impacto económico y social (AGIES) del Plan de Prevención y Descontaminación de la Región Metropolitana, del MMA 2016.

Publicado en Noticias, Región Metropolitana.