Jardín Infantil Lincanrayen de Colbún instala deshidratadores solares gracias al Fondo de Protección Ambiental

En plena Villa Don Francisco, en la comuna de Colbún, se desarrolló la ceremonia de lanzamiento del proyecto “Deshidratadores Solares en el Jardín Infantil Lincanrayen de Colbún”, el cual cuenta con el financiamiento de cuatro millones de pesos, por parte del Fondo de Protección Ambiental (FPA) 2017 del Ministerio del Medio Ambiente (MMA).

En la oportunidad, la Seremi del Medio Ambiente de la Región del Maule, María Eliana Vega  encabezó la actividad junto a la presidenta del Centro de Padres y Apoderados Lincanrayen, Nicole  Moya y Milenka Baigorri, directora del Jardín Infantil Lincanrayen, el cual  actualmente, pertenece al Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (SNCAE) programa coordinado por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), con el propósito de fomentar la incorporación de variables ambientales en los ámbitos: pedagógico, en la gestión de la escuela y en la relación de la comunidad educativa con el entorno.

Según explicó la autoridad medioambiental regional, “este Fondo de Protección Ambiental (FPA) se enmarcará en la línea de trabajo “Recicla en tu Escuela”, y  se relaciona directamente con implementación de la Política Nacional de Residuos, cuya misión es implementar  el manejo de residuos, a través de la coordinación de los organismos públicos, privados y la participación de la sociedad civil, fijándose como objetivo prevenir la generación de residuos, incentivar su valorización y el manejo adecuado”.

Uso de los deshidratadores solares                                                                                                     

Con la instalación de dos deshidratadores solares será posible secar una gran variedad de frutas, de verduras, hierbas medicinales, para que puedan conservarse de manera natural por muchos meses.  Esto beneficiará directamente al jardín infantil,  las familias y la comunidad,  porque con esta iniciativa se pretende fomentar una visión de respeto por el cuidado del medio ambiente y la alimentación saludable en la comunidad, a través de un trabajo didáctico y colectivo en donde niños/as sean protagonistas de la implementación de un procedimiento de innovación curricular para el reciclaje de residuos orgánicos.

Dentro de las actividades programadas se encuentran la realización de taller teórico-práctico sobre reciclaje, manejo de residuos orgánicos  y de uso de los deshidratadores.

En la ceremonia además, se efectúo una pequeña representación artística relacionada con el medio ambiente, por parte de un grupo de niños y niñas del nivel medio mayor a cargo de la educadora de párvulos, Natali Ortega Lupayante. Durante la  obra se resaltó la importancia de  aprender en armonía con el medio ambiente y  que un mundo mejor es posible.

Publicado en Región del Maule.