Hasta 20 años de cárcel puede llegar pena por provocar incendios forestales

En Chile provocar un incendio forestal, por negligencia o intencionalidad, es un delito que puede tener una sanción de hasta 20 años de cárcel. Además, en caso de ser extranjero y que su acción afecte a un parque nacional, junto a la multa que se puede aplicar, la mayor pena es ser expulsado inmediatamente del país y quedar en los registros para no poder reingresar.

Y estos fueron dos de los mensajes transmitidos por la Corporación Nacional Forestal (CONAF), hoy en el Aeropuerto Internacional de Santiago, luego que la nueva concesión de este terminal, Nueva Pudahuel, se sumara durante todo este verano a la campaña de prevención Alto a los Incendios Forestales, transmitiendo el spot en su sistema interno de televisión y disponiendo de lugares estratégicos para los turistas nacionales y extranjeros de folletería de la campaña y un políptico en español e inglés que señala que actividades y cuales no están permitidas en los parques nacionales de nuestro país.

En la actividad también participó la Brigada de Delitos Ambientales (Bidema) de la Policía de Investigaciones (PDI), resaltando justamente que en Chile los incendios forestales son un delito y que el trabajo de estos últimos años en conjunto con CONAF ha permitido aumentar la cantidad de sancionados.

En este mismo aspecto, el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, informó que desde que entró en vigencia en el país la denominada Ley Corta de Incendios Forestales, con la cual se aumentaron las sanciones y penas, en lo que se refiere a la expulsión de personas que han utilizado fuego en parques y reservas nacionales, en sectores no permitidos o habilitados para ello, llega a 50, de las cuales 12 son chilenos y 38 extranjeros.

También señaló que para CONAF desplegar la campaña de prevención en el aeropuerto es “muy importante, porque estamos llegando a lugares donde podemos entregar el mensaje a turistas que, en su mayoría, estarán en contacto con nuestra naturaleza y visitarán especialmente nuestros parques nacionales. Queremos que en la entrada al país sepan de las acciones que estamos impulsando y que nos ayuden a proteger nuestro patrimonio natural”.

Para el subgerente de comunicaciones de Nueva Pudahuel, Branko Karlezi, el integrarse a esta campaña “es un deber de responsabilidad social, porque sólo el año pasado pasaron por el aeropuerto más de 17 millones de personas, y queremos aportar a través de nuestros servicios con la difusión del mensaje de prevención para evitar los incendios forestales, hacia nuestros pasajeros”.

Finalmente, el comisario Marco Fierro, Jefe de la Bidema de la PDI, puntualizó que “en esta campaña estamos transmitiendo junto a CONAF las consecuencias y los daños que pueden provocar los incendios forestales, pero también que esta acción es un delito donde la pena mayor puede llegar a 20 años, además de multas en dinero. También debe recordarse, a los turistas extranjeros, que de provocar un incendio forestal en un parque nacional puede tener como consecuencia, desde el año pasado, ser expulsado del país.

Publicado por Conaf 

Publicado en Más Noticias.