Fondo de Protección Ambiental permitió a alumnos de escuela rural de Freirina contar con huerto escolar de plantas medicinales

Con éxito finalizó el proyecto denominado “Huerto Escolar Comunitario de Maitencillo; reconociendo el valor de nuestras Plantas Medicinales”, financiado por el Gobierno, a través del Fondo de Protección Ambiental (FPA) del Ministerio del Medio Ambiente y ejecutado por el centro de padres y apoderados de la escuela Virginia San Román de la localidad de Maitencillo de la comuna de Freirina.

Con esta iniciativa los alumnos del establecimiento educacional pudieron trabajar en la construcción de un huerto comunitario orientado al reconocimiento y conservación de las plantas medicinales del territorio, y con esto generar conciencia ambiental en la comunidad educativa y su entorno.

El Seremi del Medio Ambiente, César Araya, destacó la realización de esta iniciativa comentando que “para nosotros como Gobierno, es sumamente relevante que distintos establecimientos educacionales de la región incorporen materias que apunten hacia una educación ambiental sustentable entre sus mallas curriculares. Y que mejor manera que hacerlo con este proyecto financiado por el Gobierno, a través del FPA del Ministerio del Medio Ambiente,  en el que los propios alumnos en colaboración con sus padres y apoderados y profesores, construyeron un huerto escolar en el que se rescatan las plantas medicinales ancestrales, hecho  que nos pone sumamente feliz y que esperamos se replique en otros establecimientos de Atacama”.

Durante el desarrollo del proyecto la totalidad de los alumnos de la escuela (39)  recibieron capacitación en torno al manejo de del suelo, enfocado en las propiedades y conservación; el uso eficiente del recurso hídrico; técnicas de compostaje y humus de lombrices; y en cuanto al manejo de plagas y enfermedades. En forma paralela, además se capacitó a profesores, asistentes de la educación y padres y apoderados en temas como mantención de un invernadero, camas de cultivo y riego tecnificado, conocimiento que fue aplicado en el desarrollo del huerto.

Sandra Velázquez, profesora encargada de la Escuela Virginia San Román, respecto al proyecto desarrollado en el establecimiento que dirige comentó que “el proyecto para nosotros fue bastante significativo porque permitió enriquecernos con respecto al cuidado del medio ambiente, al conocimiento y reconocimiento de las virtudes de las plantas medicinales y el aporte que esto significa para nuestros estudiantes en su desarrollo de conciencia ambiental y que es parte de nuestro sello en el proyecto educativo institucional”.

Con este proyecto la propia comunidad educativa espera posicionarse como un agente promotor de salud y de la educación para el desarrollo sustentable en el territorio de Maitencillo.

Gonzalo Opazo, director del Cesfam de Freirina, argumentó que con un proyecto de medicina ancestral, darían continuidad al proyecto iniciado con los fondos del FPA del Ministerio del Medio Ambiente. “Como Cesfam estamos trabajando en la proyección  de la entrega de hiervas medicinales, en el servicio de urgencia rural y para ello tenemos dos huertos construidos y un tercero que vendría a ser el que está en la Escuela Virginia San Román en el cual, a través de la colaboración de un monitor que pueda mantener este huerto poder generar las hiervas medicinales necesarias para poder ser entregadas en el CESFAM, y así poder generar una complementariedad entre todas las instituciones que están trabajando con la medicina ancestral”.

 

Comparte:
Publicado en Noticias, Región Atacama, Regiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.