En Escuela Julia Herrera de Mejillones celebran el Día Nacional del Forjador Ambiental

En el marco de la celebración del Día Nacional del Forjador Ambiental, una veintena de alumnos de la Escuela Julia Herrera de Mejillones realizaron su “juramento ambiental”, sellando así su compromiso de cuidar y proteger el entorno. En la oportunidad, esta unidad educativa recibió también su certificación ambiental nivel medio, por su constante trabajo destinado a promover conductas ambientalmente responsables.

La ceremonia de investidura de estos nuevos forjadores ambientales y de reconocimiento al plantel educativo, contó con la presencia del Seremi del Medio Ambiente, Ramón Aréstegui; del  Jefe del DAEM de Mejillones, Sr. Félix Mondaca; del vicepresidente de Planificación y Sustentabilidad de EC-L, Joep Stuijt; concejala Fanny Cepeda; director del plantel Pedro Aravena, profesores, apoderados y estudiantes.

“Forjadores ambientales” es una iniciativa del Ministerio del Medio Ambiente que busca el apoyo de la ciudadanía en la solución de problemas ambientales locales, nacionales y globales. Son grupos de niños y jóvenes organizados en clubes a lo largo de todo el país.

En la región de Antofagasta en la actualidad funcionan 21 clubes, sumándose ahora el que integran los alumnos de la Escuela “Julia Herrera”, quienes durante el “juramento ambiental” se comprometieron a hacerse cargo de sus residuos sumándose de inmediato a la campaña nacional “Mis residuos, mi responsabilidad”, que promueve el Ministerio del Medio Ambiente junto con la Fundación Revolución 21 (R21).

Durante el acto, el seremi del Medio Ambiente, Ramón Aréstegui, hizo entrega además de la bandera y diploma, símbolos de la certificación ambiental, al director Pedro Aravena, quien se mostró complacido del logro obtenido, fruto del escuerzo de docentes, padres, apoderados y por supuesto de los alumnos.

Aréstegui precisó que el programa de certificación ambiental de establecimientos educacionales del Ministerio del Medio Ambiente, tiene como objetivo promover una enseñanza ambiental destinada a mejorar la relación de los estudiantes con su entorno e impulsar desde la escolaridad un cambio cultural.

“Este trabajo –dijo- lo hemos desarrollado a través de nuestra “Estrategia de Educación Ambiental Integrada para la Sustentabilidad”, que busca la asociatividad de la comunidad educativa, el medio inmediato de influencia y la participación activa de entidades privadas. Estas alianzas permiten a corto plazo lograr la certificación ambiental de planteles educativos, para luego dar paso a programas de gestión ambiental sustentable”.

En parte de su alocución, el seremi también agradeció a la empresa EC-L por haberse sumado al trabajo de la Estrategia y colaborar no tan sólo con la Escuela “Julia Herrera” en su gestión medioambiental, sino también apoyar a las escuelas Carlos Condell, República de Estados Unidos y Liceo Domingo Latrille de Tocopilla.

En la ocasión también se premió a la alumna de este plantel educacional, María Belén Galleguillos, quien obtuvo mención honrosa en el concurso nacional Eco Diario “Imágenes Ecológicas”, iniciativa que permite a los niños plasmar sus reflexiones y acciones por el medioambiente.

Publicado en Región de Antofagasta, Regiones.