Concurso Extraordinario FPA 2019 «Conservación De Áreas Marinas Protegidas» Reduciendo la amenaza de residuos en el borde costero de las Áreas Marinas Protegidas Australes»»

El Ministerio del Medio Ambiente publicó el año 2019 un Concurso Extraordinario del Fondo de Protección Ambiental (FPA) con el objetivo de contribuir a la conservación de la biodiversidad de las Áreas Marinas Costeras Protegidas de Múltiples Usos (AMCP-MU). Este concurso fue adjudicado a WCS Chile que postuló con las AMCP-MU Seno Almirantazgo y Francisco Coloane en la Ecorregión de Canales y Fiordos del Sur de Chile, en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena.

El proyecto tiene una duración de dos años y se enmarca en la Estrategia Nacional de Biodiversidad 2017-2030, que considera implementar medidas para el control de la contaminación marina, principalmente aquella provocada por los residuos que llegan al mar.

El objetivo es reducir las amenazas sobre la biodiversidad marina de estas áreas, por medio de acciones de extracción de residuos, potenciando los sistemas locales de gestión de residuos y promoviendo cambio de hábitos de la ciudadanía.

¿Por qué?

Cada año entra a los mares más de 8 millones de toneladas de residuos plásticos, formando islas flotantes frente a diversas costas en el mundo. Chile aporta con sus residuos a la Gran Isla del Pacífico, de dos veces la superficie del país. (Lebreton et al. 2018)

Esta es una manera de ver el problema de manera global, otra forma de adentrarse es observando que los residuos no están solamente allí lejos en esas islas, sino aquí, entre canales y fiordos de la región, en los últimos rincones del planeta, en paisajes que se creían prístinos como paraísos, pero que también están afectados por residuos.

No se trata solamente de falta de consciencia, sino de problemas de logística en el desarrollo de actividades productivas sumado a mecanismos y regulaciones no del todo coordinadas. Por ello, para reducir la amenaza de la presencia de residuos sobre la biodiversidad marina de los mares australes, deben conjugarse soluciones reales a problemas concretos, con la colaboración de las personas y organizaciones relacionadas.

Este Fondo de Protección Ambiental (FPA) permitirá a WCS Chile ampliar y conjugar esfuerzos para la gestión de residuos, conectando con los objetivos de los Planes de Manejo de ambas áreas marinas, actualmente en revisión y que esperan ser implementados en línea con una visión integrada de conservación marina en Chile.

El concurso extraordinario del FPA de 2019 propone:

1. Reducir las amenazas sobre la biodiversidad marina ambas AMCP-MU, a través de acciones de extracción de residuos. Para ello, se identificarán los principales residuos presentes en las AMCP-MU, extraídos desde dichas áreas en expediciones marinas con instituciones públicas asociadas. La primera expedición se realizó entre el 25 y el 28 de febrero del presente año, junto a parte del equipo de WCS Chile, profesionales de Sernapesca, Seremi y Ministerio de Medio Ambiente, Seremi de Bienes Nacionales y Dirección Zonal de Pesca y Acuicultura.

Se hizo recolección de los residuos presentes en el borde costero de Isla Charles, AMCP-MU Francisco Coloane. Los residuos recolectados fueron dispuestos en embarcación y trasladados al punto de desembarque con el objeto de que obtuvieran una disposición final adecuada.

En términos de metodología, una parte conllevó la recolección de residuos por medio de un muestreo, en el cuál se trazó un transecto de 100 mts de largo, al azar en el borde costero de ambas AMP, de manera que la presencia de residuos y datos obtenidos se puedan extrapolar al área total impactada. Para el caso del ACMP Francisco Coloane, en total se colectaron tres sacos de residuos, los cuales fueron seleccionados para su análisis y posterior trabajo con la comunidad escolar, y cerca de 20 sacos de residuos adicional fueron dispuestos en contenedores en bahía Mansa, separados por tipo.

Cabe mencionar que, para el caso de Bahía Jackson en Seno Almirantazgo, se efectuaron expediciones previas (año 2016 y 2018), en las cuales se realizó la misma metodología y toma de datos, que servirán de insumo para los productos que respectan este objetivo.

Sorprendida se declaró Paulina Barraza, Directora Zonal de Pesca y Acuicultura quien fue parte de esta expedición y visitó por primera vez el área. “A primera vista no parecía haber tanta basura, situación que cambió a medida que logramos internarnos en el sector”, comentó. “Este es un problema de hace muchos años y que no se le ha dado atajo, por lo que este diagnóstico dará el pie para poder identificar dónde deben concentrarse los esfuerzos”.

Belén Guarda, Coordinadora del Programa de Educación de WCS Chile y Coordinadora de este proyecto, adelantó que, si bien el diagnóstico se está elaborando, “de la experiencia se pudo observar que la disposición de los residuos en Bahía Jackson e Isla Charles es diferente: mientras en la primera, los residuos llegan principalmente debido a corrientes y al viento, en la segunda, se observa una intención en disponer los residuos en estos lugares”.

Gran parte de los residuos provienen de actividades económicas que se desarrollan en áreas marinas protegidas, entre ellas la pesca artesanal. Lamentablemente, estudios previos muestran que existe una falta de gestión en sus residuos, pues se dispone en su mayoría en los ecosistemas marinos, esto, según el Diagnóstico sobre gestión de residuos en la pesca artesanal local que realizó WCS Chile en 2019, a solicitud del Comité de Manejo de Centolla y Centollón de la Región.

Esta realidad supone un desafío para la pesca artesanal en Magallanes. Las faenas extractivas tienen una duración de meses y las embarcaciones viajan más de 18 horas para llegar a las diversas zonas de pesca en áreas de difícil acceso; la mayoría se quedan durante todo el periodo allí y lanchas acarreadoras trasladan el recurso a los puertos, lo que, en la experiencia de los pescadores, les dificulta trasladar y disponer sus residuos.

2. Potenciar los actuales sistemas locales de gestión de residuos en el territorio en que se desarrollará el proyecto. Para esto se propone identificar los actores claves del territorio en materia de gestión de residuos, algunos ya identificados en el Diagnóstico anteriormente mencionado.

Dentro del marco de este objetivo, se propone también conformar una Mesa de Actores interinstitucionales y elaborar, para luego ejecutar, una Estrategia Territorial para la Gestión de Residuos, teniendo presente los conceptos de jerarquización de residuos y economía circular. Las circunstancias actuales con la expansión de la enfermedad del coronavirus en todo el mundo, incluida nuestra región austral, podría afectar la fecha de inicio de este hito, pronosticado para julio de 2020.

3. Promover cambio de hábitos de la ciudadana, para la protección y conservación de la biodiversidad marina presente en las AMCP-MU.

Se elaborará una propuesta con la planificación y diseño de actividades de educación ambiental para promover

el conocimiento, la valoración y conservación de las AMCP-MU de la región, y un programa de liderazgo para la Gestión Ambiental, dirigido a la formación de “Agentes de Cambio”.

Eduardo Schiappacasse, Seremi del Medio Ambiente de la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena reconoce la importancia de esta última propuesta a desarrollar. “Este proyecto del Fondo de Protección Ambiental es muy importante, porque reúne tres áreas prioritarias para el Ministerio del Medio Ambiente: la gestión de residuos, protección de la biodiversidad y educación ambiental. Esta última, no menos importante, ya que la reconocemos como una herramienta para promover en la población de nuestro país la generación de hábitos y conductas sustentables que mejoren la calidad de vida quienes habitamos este territorio, fomentando la participación de la ciudadanía en el proceso de mejoramiento sostenido y equitativo del medio ambiente y sabemos que WCS Chile tiene una amplia experiencias en liderar la formación de estos “Agentes de Cambio”.

WCS Chile cuenta con una década de experiencia en educación ambiental dirigida a la comunidad escolar de la Región. Destaca la experiencia del Campamento Almirantazgo, en donde una veintena de estudiantes de escuelas de Tierra del Fuego fueron parte de un programa de liderazgo ambiental que concluyó en acciones de recolección de residuos en Bahía Jackson, al interior del Seno Almirantazgo, donde habita una pequeña colonia de elefantes marinos. Los y las jóvenes aprendieron sobre la biodiversidad de su región y utilizaron un método científico de recolección por medio de un transecto de 100 metros por un metro cuadrado, para luego analizar los residuos, culminando con la presentación de una acción de arte realizada con parte de esos desechos.

Planes de Manejo El AMCP-MU Francisco Coloane, durante el año 2018 se elaboró participativamente un plan estratégico ambiental mandatado por el Ministerio del Medio Ambiente y ejecutado por WCS Chile y que aborda la necesidad de contar con un plan de gestión de residuos para el área. Actualmente, se está trabajando en la elaboración del plan de manejo de esta área. Por su parte, el plan de manejo del AMCP-MU Seno Almirantazgo, elaborado con la participación de diversos actores del ámbito productivo, cultural y de conservación, según estableció el decreto oficial de declaración del área y que está siento revisado por el Ministerio del Medio Ambiente, también podrá utilizar el aprendizaje y conocimiento de este proyecto para implementar la gestión de residuos.

¿Qué es una AMCP-MU y cuáles existen en la Región de Magallanes y la Antártica Chilena? Un AMCP-MU es una figura de protección ambiental que busca “Proteger los ecosistemas naturales, conservar valores culturales asociados y usar los recursos naturales de forma sostenible”, según lo define la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Permite usos productivos enmarcados en un Plan de Manejo, que coordina las distintas actividades asociadas al área, incluidas la conservación de la naturaleza y la educación, en función de la protección de sus valores naturales y culturales. En la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena existen dos de estas áreas marinas protegidas. El AMCP-MU y el Parque Marino (PM) Francisco Coloane fue creado por Decreto Supremo (DS) el año 2003 y tiene una superficie total de 66.833 hectáreas. Es la primera área marina protegida de Chile y busca proteger: el área de alimentación de la Ballena jorobada, áreas de reproducción del Pingüino de Magallanes, colonias reproductivas de Lobo marino común y bosques de macroalgas.

En tanto, el AMCP-MU Seno Almirantazgo, fue aprobado por DS en 2018 en base a una iniciativa presentada por WCS Chile y en sus 764 km2 busca proteger: áreas de descanso, reproducción y alimentación de foca leopardo y elefante marino del sur; una colonia reproductiva y área de alimentación de albatros de ceja negra, bosques de Huiro, hábitats proglaciares marinos, bancos naturales de ostión del sur de los fiordos Parry y Ainsworth y sitios de interés cultural. Ambas áreas cuentan con una riqueza natural y cultural extraordinaria, tanto como su belleza paisajística, que atrae a cientos de visitantes cada año. Sin embargo, el desarrollo de actividades productivas de manera no sostenible, amenaza esta naturaleza, cargada de belleza y de recursos que traen bienestar directa e indirectamente a miles de familias.

Este boletín es parte del Concurso Extraordinario “Conservación De Áreas Marinas Protegidas” 2019 del Fondo de Protección Ambiental otorgado por el Ministerio del Medio Ambiente.

Publicado en Región de Magallanes y Antártica Chilena.