Con éxito finaliza el primer encuentro de la Red Latinoamérica de Políticas Públicas para la Producción Limpia de Ladrillos

En la ciudad de Talca se realizó la reunión de la Red Latinoamericana de Políticas Públicas para la Producción Limpia de Ladrillos, organizada por el Ministerio del Medio Ambiente y el Centro de Derechos Humanos y Medio Ambiente (CEDHA), dentro del marco de trabajo de la Coalición de Clima y Aire Limpio para la reducción de contaminantes de vida corta (CCAC) del Programa de las Naciones Unidas (ONU) para el Medio Ambiente.

La Red Latinoamericana de Políticas para la Producción Limpia de Ladrillos, es una iniciativa de colaboración intergubernamental que busca generar espacios de encuentro e intercambio en la elaboración de políticas públicas para el sector ladrillero, con el fin de intercambiar experiencias e identificar políticas públicas transformadoras en materia de ladrilleras.

Principalmente, en la aplicación de tecnologías más eficientes para reducir la emisión de contaminantes climáticos de vida corta (SLCPs), como son el carbón negro, generado por la producción de ladrillos artesanales, lo que permitiría reducir la contaminación del aire que es una de las mayores causas de enfermedades y muertes hoy en día, en niños, mujeres y adultos mayores; mejorando así la salud de las personas y reduciendo el ritmo del calentamiento global.

Según señaló la seremi del Medio Ambiente de la Región del Maule,  María Eliana Vega, “el encuentro internacional busca evaluar la efectividad de las políticas sobre ladrilleras existentes en nuestra región del Maule, además como gobierno esperamos avanzar en el diseño y regulación de este sector productivo e integrar esta problemática asociada al cambio climático”.

Durante la cita se visibilizó la necesidad de elaborar nuevas políticas, acciones programáticas y planes estratégicos para implementarse en el sector y que se pueden reproducir en la región. Al mismo tiempo, se espera efectuar un diagnóstico y estudios de mercado que pueden acompañar y crear los incentivos necesarios para lograr una transformación del sector y así conocer las mejores prácticas de países que ya han abordado este cambio.

En tanto, Helena Molin, directora ejecutiva de la Secretaria de la Coalición de Clima y Aire Limpio, sostuvo que  “al trabajar la reducción de contaminación ambiental y del aire se tiene beneficios muy grandes a la salud tanto de la gente que trabaja en el tema como los que viven alrededor. También se aumenta la productividad de los ladrilleros al incorporar algunas técnicas de mejoramiento de la producción misma”, concluyó

Chile tiene el compromiso de abatir el carbono negro en 70% al año 2030, y el cumplimiento de este compromiso se medirá como la reducción de emisiones de MP2.5 entre 2015 y 2030.

Publicado en Noticias, Región del Maule.