Comienza a regir nuevo Plan de Descontaminación para Concón, Quintero y Puchuncaví que reduce en hasta 91% emisiones permitidas a empresas

Desde su publicación, las principales empresas de la zona tienen que congelar sus emisiones. El objetivo es que a cinco años estas comunas cumplan las normas de calidad de aire vigentes en el país.

Que en un plazo de cinco años se alcance el pleno cumplimiento de las normas de calidad del aire en Concón, Quintero y Puchuncaví es la meta establecida por el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) para estas comunas, que entró en vigencia el sábado 30 de marzo, luego que la Contraloría General de la República tomara razón del instrumento y fuera publicado en el Diario Oficial.

“La publicación del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica marca un hito para las comunidades de Concón, Quintero y Puchuncaví, demostrando el compromiso del gobierno del Presidente Sebastián Piñera por mejorar la calidad de vida de las familias que viven en estas comunas. El plan incluye medidas inéditas que requerirán de un esfuerzo importante de las empresas que se ubican en la zona”, sostuvo la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

El PPDA contempla el congelamiento inmediato de las emisiones y la reducción de material particulado (MP), dióxido de azufre (SO2) y óxidos de nitrógeno (NOx) en un plazo de tres años para las empresas Codelco Ventanas, AES Gener y Enap, responsables del 76% de las emisiones de MP, del 99% del SO2 y del 81% de las emisiones de NOx.

Para Codelco División Ventanas, por ejemplo, hasta antes de la publicación del plan la emisión máxima permitida era de 1.000 toneladas al año (ton/año) de material particulado, lo que bajará a 89 ton/año de material particulado al tercer año desde la publicación, es decir, una disminución del 91%. Eso sí, desde este sábado la compañía puede emitir solo 104 ton/año de material particulado.

Respecto al dióxido de azufre, esta compañía disminuirá en tres años el 35% de sus emisiones respecto a lo máximo permitido previo a la publicación del plan.

En el caso del Complejo Termoeléctrico Ventanas de AES Gener, las metas de reducción de emisiones al tercer año respecto a lo permitido previo a la oficialización del plan son de 75% para el material particulado, 40% del dióxido de azufre y 32% de emisiones de óxidos de nitrógeno.
Para la Refinería Aconcagua de Enap, en tres años tendrá que disminuir en 75% las emisiones de material particulado y en 20% las de óxidos de nitrógeno. A su vez, tiene la obligación, al tercer año, de reducir en 48% las emisiones de dióxido de azufre respecto a lo máximo permitido previo a la publicación del plan.

Plan de Gestión de Episodios Críticos 

El PPDA aprobado incluye la implementación de un Plan de Gestión de Episodios Críticos (GEC) que permitirá prevenir y controlar oportunamente situaciones que afecten la salud de la población a través de instrumentos que tendrá la autoridad para dictaminar la disminución de emisiones según lo establecen los planes operacionales de las empresas, en caso de que los pronósticos diarios de ventilación así lo recomienden.
Las compañías tendrán 30 días hábiles para presentar los planes operacionales, pero hasta que esto ocurra, continuará vigente el decreto de alerta sanitaria aprobada el 24 de septiembre.

Norma de compuestos orgánicos volátiles

El plan considera, de forma inédita el control de emisión de compuestos orgánicos volátiles (COVs), los que actualmente no cuentan con una regulación.
Asimismo, el documento establece que el Ministerio del Medio Ambiente iniciará, en un plazo de 18 meses desde la publicación del plan, la elaboración de una norma primaria de calidad del aire referida a contaminantes clasificados como COVs, la que regirá para todo el país. Entre otras medidas que incorpora el plan se encuentran exigencias a los barcos que realicen faenas de carga y descarga en los muelles del área, lo que será supervisado por la autoridad marítima, según los parámetros fijados en el Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación por los Buques.

Amplia participación ciudadana

El gobierno tomó la decisión de hacer el plan completo de nuevo en un plazo de tres meses, del cual más del 50% del tiempo se dedicó al proceso de participación ciudadana.
En las actividades presenciales participaron 431 personas. Por otra parte, se recibieron 777 observaciones en todo el proceso de participación ciudadana, que se extendió desde el 5 de noviembre al 14 de diciembre del año pasado.

Compromisos cumplidos

La aplicación de estrictas medidas, incluidas en el plan, forma parte de la serie de compromisos adoptados por el gobierno del Presidente Sebastián Piñera para entregar una solución definitiva a las familias de esta zona que por más de 50 años han debido convivir con la contaminación ambiental.

Junto con la publicación del PPDA para Concón, Quintero y Puchuncaví, el Ministerio del Medio Ambiente ha cumplido con una serie de compromisos adquiridos con la comunidad para avanzar en la descontaminación que por más de 50 años los ha afectado.

Es así como se ingresó a Contraloría la Norma Primaria de Calidad de Aire para Dióxido de Azufre, de alcance nacional, que tiene como objetivo proteger la salud de las personas de los efectos agudos y crónicos generados por la exposición a concentraciones en el aire de SO2. De forma inédita, incorpora el valor horario, con exigencias equivalentes a las de la Unión Europea.

Además, en septiembre de 2018 se realizó el traspaso de las estaciones de monitoreo de calidad del aire de la zona de Concón, Quintero y Puchuncaví desde las empresas al Estado de Chile, medida cuyo objetivo es garantizar un monitoreo independiente y transparente de la calidad del aire en la zona.

También, el gobierno cumplió con el compromiso de traer el Instituto Noruego de Investigación del Aire (NILU) -el más prestigioso centro de calidad de aire a nivel mundial y laboratorio referente de la Unión Europea-, para, por primera vez en la historia, tomar la «huella digital» del aire que respiran las familias de Concón, Quintero y Puchuncaví, en particular respecto de los Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs) respecto de los que no existían referencias en nuestro país.

Recientemente el NILU presentó los resultados de las primeras muestras de COVs tomadas en la zona, y continuará realizando mediciones durante todo el año. En paralelo, se avanza en la implementación de un laboratorio especializado que permitirá al país contar con la tecnología necesaria para analizar este tipo de elementos.

Publicado en Destacados, Noticias.