Agrupación indígena de Salamanca desarrolla proyecto ambiental sobre cuidado del agua

El valle de Chalinga de Salamanca, es una zona de la provincia del Choapa reconocida como turística con fuertes raíces agrícolas, ancestrales y patrimoniales, pero que en último tiempo ha estado afectada por la sequía. Para crear conciencia sobre el cuidado del agua, la Comunidad Diaguita Taucan desarrolló un proyecto ambiental que busca aportar en la sustentabilidad del recurso hídrico con la instalación de llamativas tinajas de greda con iconografía de esta cultura prehispánica, que permiten acumular agua y ser a la vez un elemento que inste a la educación sobre su consumo eficiente.

El proyecto es el primero en la Región de Coquimbo en resultar ganador del Fondo de Protección Ambiental dirigido a pueblos originarios, cuyo financiamiento entre el Ministerio del Medio Ambiente y la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) busca apoyar iniciativas ambientales de agrupaciones ancestrales en temas como la eficiencia hídrica, desarrollo sustentable, cuidado de los recursos naturales, entre otros.

Al respecto, la seremi del Medio Ambiente, explica que “el Fondo de Protección Ambiental para agrupaciones indígenas apunta a compatibilizar la recuperación de la sabiduría ancestral con la solución de un problema ambiental. Este caso, la comunidad diaguita además de plantear una alternativa para enfrentar la escasez hídrica, también ha impartido talleres de educación ambiental para que los vecinos, estudiantes y profesores tomen conciencia y aprendan técnicas sobre el uso sustentable del recurso”.

Teresa Olivares, presidenta de la Comunidad Diaguita Taucan, indica que son en total 10 estanques con una capacidad de 1000 litros cada uno que complementan las reservas de agua en su sistema de APR (Agua Potable Rural). Relata que las tinajas fueron decoradas por la propia comunidad y almacena agua para algunas viviendas de las localidades de El Tebal y El Boldo además de la escuela Diaguita de Chalinga.

La Comunidad Diaguita Taucan este año 2016 resultaron ganadores por segunda vez del Fondo de Protección Ambiental para desarrollar un invernadero comunitario que se abastecerá en parte con el agua almacenada en las grecas diaguitas.

“Para el beneficio de la comunidad, lo que nosotros estamos haciendo es rescatar todas las enseñanzas de nuestros pueblos ancestrales en la protección del medio ambiente, por lo que estos estanques vienen a ser una protección al recurso hídrico y en el segundo proyecto estamos aportando a la enseñanza en el rescate de plantas medicinales”, afirma la presidenta de la agrupación de origen diaguita.

Publicado en Noticias, Región de Coquimbo.