10 mil bombillas plásticas al mes mensuales dejarán de entregar el Hotel y Casino Antay en adhesión a la Campaña #Chaobombillas del Ministerio del Medio Ambiente.

La idea es reducir de manera voluntaria el uso de bombillas plásticas y asumir un compromiso formal que se evidencia con la entrega del Sello Chao Bombillas.

En la Región de Atacama continúa la lucha contra el plástico: primero fue el turno de las bolsas plásticas prohibidas en el comercio, y ahora le toca su turno a las bombillas plásticas, mediante la campaña del Ministerio del Medio Ambiente que desincentiva su uso indiscriminado. En esa línea, el Hotel y Casino Antay de Copiapó se sumó a la campaña, buscando reducir en más de un 40 por ciento su uso de bombillas plásticas.

Según lo informado por su Gerente General, Luigi Giglio, entre el hotel y el casino se reducirá la entrega de cerca de 10 mil bombillas mensuales, resaltando la importancia que la comunidad pueda entender y apoyar este cambio cultural, ya que con el simple gesto de decir «sin bombillas» cuando acudes a un local de comida o café, estás colaborando y ayudando con el cuidado del planeta.

Por su parte, el Seremi del Medio Ambiente, Guillermo Ready, destacó la relevancia de la adhesión del Hotel y Casino Antay a la campaña, y explicó que la idea es llamar a la población a utilizar bombillas plásticas sólo en casos estrictamente necesarios, por ejemplo, personas de la tercera edad, en situación de discapacidad o los más pequeños de la casa. Además explicó que existen alternativas igual de efectivas y que cada vez serán más accesibles en el mercado, como bombillas de acero inoxidable, de vidrio, bambú o papel.

La autoridad ambiental agregó que, “partimos con la prohibición de las bolsas plásticas y ahora estamos con la reducción de las bombillas en el comercio, por eso, lo que estamos haciendo es visitar varios restaurantes, locales comerciales y lugares donde se expende comida, invitando a los comerciantes a que se sumen voluntariamente a la campaña. También hacemos el llamado a los clientes de estos locales para que colaboren con la iniciativa”.

Según cifras del Ministerio del Medio Ambiente, un minuto demora la fabricación de una bombilla plástica, 15 minutos su uso y más de 200 años su descomposición.

La forma de adherirse a la campaña es a través del sitio www.chaobombillas.cl donde los establecimientos pueden declarar la cantidad de bombillas que utilizan mensualmente, y se proponen ellos mismos una meta de reducción, para en el corto o mediano plazo dejar de entregarlas.

Publicado en Región Atacama.